LM se reunirá con la Comisión de la Competencia para iniciar investigaciones en varios sectores agropecuarios

TOLEDO, 17 (EUOROPA PRESS)

La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Castilla-La Mancha mantendrá una reunión con el presidente de la Comisión Regional de la Competencia, Sebastián Fuentes, y su equipo para analizar el seguimiento de los procesos de investigación ya abiertos en torno al sector lácteo y oleaginoso, dadas las circunstancias por las que atraviesa el campo en estos momentos.

Unos 1.500 ganaderos castellano-manchegos afiliados a la organización acudieron ayer a la manifestación de Madrid para mostrar su malestar ante la importante bajada de los precios que perciben por la leche y ante las continuas amenazas, en ocasiones hechas realidad, de cese en la recogida del producto.

Es por ello, que la organización agraria colabora con la Comisión en un proceso de investigación para terminar con las prácticas sospechosas por parte de las industrias que operan en el mercado lácteo, informó en nota de prensa ASAJA.

Del mismo modo ocurre con el sector del girasol, pues se sospecha que existen irregularidades por parte de las industrias, que imponen sus precios en detrimento de la renta de los agricultores.

ASAJA de Castilla-La Mancha también solicitará a la Comisión que comience con urgencia los trabajos de investigación en otros sectores donde se producen prácticas sospechosas de competencia desleal puesto que a los agricultores y ganaderos ya no les queda ni tiempo ni liquidez para poder soportar los gastos de las explotaciones derivados no sólo de la coyuntura económica del momento, sino también de los movimientos especulativos y abusos por parte de las industrias.

Es el caso del champiñón y del azafrán, donde se vienen sucediendo toda una serie de prácticas fraudulentas ya que dichos productos se pueden encontrar en los supermercados importados de otros países pero que no reúnen los mínimos exigidos en la normativa sanitaria europea.

La organización agraria también recordará a la Comisión de la Competencia que urge analizar la falsa liberalización del mercado eléctrico, que con la desaparición de las tarifas especiales de riego se han incrementado los costes energéticos para los agricultores en un 400 por ciento.

Por último, ASAJA solicitará también que se investigue sin más demora otras cuestiones que atañen al enorme diferencial entre los precios que reciben los agricultores por los productos y lo que paga el consumidor por ellos. Del mismo modo, instará a que se trabaje para conseguir una transparencia en el sistema financiero actual a la hora de plantear la oferta de sus servicios a los agricultores y ganaderos.