Los productores de leche franceses organizan una nueva jornada de protestas en Francia

PARIS, 25 (EUROPA PRESS)

Los productores de leche franceses organizan hoy una nueva jornada de movilización por todo el país a la que han bautizado como 'Jornada blanca' para denunciar la caída de los precios y presionar a los ministros de Agricultura que se reúnen hoy en Bruselas donde el asunto ha sido incluido en el orden del día.

Tras los actos del fin de semana, hoy unos 12.000 productores bloqueaban el acceso de 81 lecherías, lo que supone unos 4.000 manifestantes más que la pasada semana, según el primer sindicato agrícola, la FNSEA, que prevé una gran movilización, especialmente en el oeste de Francia, la primera región lechera del país. Los agricultores piden un precio de alrededor de 300 euros por cada 1.000 litros, cuando ahora es de unos 210 euros.

Solicitan, igualmente, un escrito oficial de las direcciones de los grupos industriales comprometiéndose a iniciar negociaciones con los productores bajo la supervisión de los dos mediadores nombrados la semana pasada por el Ministerio de Agricultura para intentar buscar una salida a la crisis.

El presidente de la FNSEA, Jean-Michel Lemétayer, explicó en France Info que el objetivo de esta 'Jornada blanca' era presionar tanto a industriales como al Gobierno y a los responsables europeos para encontrar una solución al hundimiento de los precios, que han caído un 30% en mayo respecto al año pasado.

El portavoz del Gobierno, Luc Chatel, intentó tranquilizar a los productores asegurando que Francia y Alemania pedirán de manera conjunta acelerar el proceso para que se revise el problema a nivel europeo y recordó que en el plano nacional los dos mediadores tienen como objetivo reanudar el diálogo entre industria y productores.

"Hace falta que los productores puedan seguir viviendo de sus ingresos y al mismo tiempo tener industrias de transformación que sean competitivas. Hace falta un buen equilibrio entre los dos", dijo Chatel en Europe 1.