Murcia recibe este año 1,6 millones de kilos de alimentos que se repartirá a través de 140 entidades benéficas

Aumenta en un 68% la cantidad de alimentos a distribuir en la Región, por un importe económico de 2.120.227 euros

MURCIA, 29 (EUROPA PRESS)

La Región de Murcia recibirá durante este año un total de 1.667.537 kilos de alimentos --lo que supone un incremento del 68 por ciento con respecto al año anterior-- que 140 entidades benéficas distribuirán entre las más de 100.000 personas más necesitadas, por un importe económico de 2.120.227 euros. Así lo anunció hoy el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, que precisó que "se espera aumentar en un 15 ó un 20 por ciento el número de beneficiarios", que el pasado año fue de 111.457.

Dicha cantidad se engloba en la partida global de 41 millones de kilos de alimentos que el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), organismo adscrito al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), ha designado a la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), a Cáritas y a Cruz Roja como entidades encargadas de su distribución.

En concreto, los fondos proceden de la cantidad asignada a España por la Comisión Europea en el marco del Programa de Distribución de Alimentos a las personas más necesitadas de la Comunidad y corresponden al 12,5 por ciento del presupuesto total.

Sobre el reparto de estos alimentos se celebró hoy una reunión de trabajo en la que estuvieron presentes el director del Área de Agricultura de la Delegación del Gobierno, Francisco Parrilla, y representantes de la Cruz Roja, entre ellos su presidente, Aurelio Luna, así como de las entidades benéficas a través de las cuales ésta reparte parte de dichos alimentos en la Región.

Al respecto, el presidente de Cruz Roja puso de manifiesto que el incremento de ese 68 por ciento "cubre, de forma más que suficiente, las posibles previsiones en el aumento de beneficiarios, que estará en torno al 15 ó 20 por ciento", por lo que, subrayó, "el incremento de alimentos está por encima del incremento de beneficiarios".

Está previsto que la distribución de estos alimentos se lleve a cabo en cuatro fases a lo largo del año. Así, en esta primera fase, que comenzó el pasado lunes, se va a distribuir el 36 por ciento del total, mientras que las próximas entregas se realizarán en los meses de junio, septiembre y noviembre; de modo que Fesbal repartirá estos días 195.605 Kg. de alimentos, Cruz Roja Española 416.193 y Cáritas 6.699 Kg.

En esta línea, Luna precisó que "el reparto se hará en función de las necesidades, del número de personas de cada unidad familiar, personalizándose la respuesta para poder garantizar esta distribución".

Para ello, se establecen dos retos, que son el de "dar alimentación a todas las personas que lo necesiten y llegar al cien por cien; y un segundo, organizativo, ya que han habido momentos en los que se han tenido alimentos y no una red efectiva de distribución". "Hay que acumular los alimentos cuando llegan y tener un sistema ágil de reparto", incidió el delegado del Gobierno.

Igualmente, González Tovar resaltó la participación "más activa" que este año realizará Cruz Roja, dado que "se necesitan cauces de distribución efectivos para que las personas necesitadas de estos alimentos, en riesgo de exclusión, les llegue el sustento básico que en tiempos de crisis es tan necesario".

Los alimentos que se distribuirán en el marco de este programa son productos de "primera calidad", pertenecientes a las primeras marcas comerciales de los fabricantes.

Se trata de productos básicos entre los que se encuentran productos lácteos como quesos, leche, natillas o batidos, zumos de frutas, derivados de cereales como distintos tipos de pasta alimenticia, galletas y cereales de desayuno, además de arroz, azúcar y alimentos destinados a la población infantil como papillas de cereales y leche de continuación.

En este sentido, Luna resaltó que el objetivo fundamental es "estar más próximos de esa población vulnerable, de sus necesidades, y garantizar que durante todo el proceso lleguen a las personas en el momento adecuado", tras lo que advirtió que "se estará atento y vigilante para que no existan periodos de carencia ni problemas de distribución".

En el caso de Cruz Roja, cifró en 36 las entidades de consumo y en 60 las encargadas del reparto, mientras que los beneficiarios ascienden a unos 36.000. De igual modo, participarán 15 ayuntamientos, seis asambleas locales, 28 entidades religiosas, otras entidades sociales y Cáritas, que tendrá 33 centros.

REPARTO DE CASI UN MILLÓN DE KILOS DE ALIMENTOS

El delegado del Gobierno recordó que en la Región de Murcia se han repartido dentro de este programa casi un millón de kilos de alimentos en cada uno de los dos últimos años.

En concreto, en 2007 fueron 910.845,20 kilos los que se repartieron a través de 139 entidades benéficas y que llegaron a un total de 99.562 personas.

Dicha cifra aumentó el año pasado a 989.697,34 kilos, que 137 entidades benéficas distribuyeron entre 111.457 personas. La distribución inicial de estos alimentos se hizo en la Región a través de Fesbal.

En cuanto al valor económico de aquellos, se elevó en estos dos últimos años a más de 2,5 millones de euros (1.172.292, 68 en el año 2007 y 1.392.634,95 en el ejercicio pasado).

González Tovar indicó que las entidades benéficas que podrán recibir alimentos de este programa comprenden un amplio abanico de organizaciones, que van desde organizaciones religiosas, comedores, pisos de acogida, servicios sociales o residencias, llegando a colectivos especialmente vulnerables como son las personas sin hogar, familias con niños o ancianos a su cargo sin recursos, personas incapacitadas para el trabajo, drogodependientes, menores en situación de desamparo, mujeres maltratadas, minorías étnicas, inmigrantes, refugiados, asilados, ancianos perceptores de pensiones más bajas, parados de larga duración.

En definitiva, personas que sufren algún tipo de exclusión y que como consecuencia de ella tienen un acceso limitado a los alimentos.