PP aboga por "abandonar" el acuerdo con Marruecos en exportación de tomate y abrir nuevas negociaciones

ALMERÍA, 13 (EUROPA PRESS)

La eurodiputada del PP Esther Herranz abogó hoy por "abandonar" el Acuerdo de Asociación de la Unión Europea con Marruecos referente a la exportación de tomate fresco y "abrir nuevas negociaciones" en torno a este asunto, según las conclusiones que extrajo tras reunirse con diferentes organizaciones agrarias en Almería.

En rueda de prensa, Herranz indicó que Marruecos "viola sistemáticamente el acuerdo de 1995 tanto en el precio como en el contingente" del tomate, por lo que supera el volumen de exportación permitido a precios menores que los pactados. Así, Herranz se dirigió al Gobierno, especialmente al Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) para que "vuelva a plantearse su posición y que reivindique el planteamiento del acuerdo que va a acabar con los productores europeos en un momento en el que el trabajo es tan necesario".

Así, junto al presidente del PP en Almería, Gabriel Amat, los representantes de las organizaciones agrarias COAG, Asaja y UPA, el representante de la Asociación Provincial de Empresarios de Productos Hortofrutícolas de Almería, Coexphal, y la gerente de la Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía, Hortyfruta; Herranz señaló que tanto las organizaciones como los sindicatos agrarios solicitaron al PP elaborar un estudio sobre el impacto de las importaciones de Marruecos para España.

"Pensamos que se debería hacer un estudio de oficio desde el MARM, de forma que se conozca la situación antes de negociar para conseguir mejores condiciones para los agricultores", advirtió la eurodiputada. De este modo, planteó que mediante un "diagnóstico" se puedan conseguir mejores condiciones a la hora de exportar las hortalizas.

También planteó la creación de un cuerpo de inspección "serio" que trabaje de forma homogénea en los 27 estados miembros "para examinar la exportación de los terceros países y garantizar que cumplen con los mismos requisitos que los productos comunitarios". De esta forma, Herranz indicó que "son retos importantes pero absolutamente necesarios para que el sector siga teniendo viabilidad".