ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

PSOE pedirá a la Junta en la Cámara la defensa de intereses del sector del tomate, rechazando "concesiones" a Marruecos

SEVILLA, (EUROPA PRESS)

El PSOE ha registrado una proposición no de Ley en el Parlamento andaluz en la que insta a la Junta a demandar al Gobierno central que defienda los intereses del sector del tomate a nivel comunitario, y que, para ello, no se realicen ulteriores concesiones respecto al acuerdo actual con Marruecos.

En la iniciativa, a la que tuvo acceso Europa Press, los socialistas también demandarán que no se permita, en ningún caso, que los contingentes se distribuyan por trimestres en lugar de por meses, pues esta flexibilidad puede provocar fuertes hundimientos de precios en determinados momentos, difíciles de recuperar.

El PSOE reclama además que se potencien y coordinen los controles aduaneros de los puntos principales de entrada del tomate marroquí en la UE para asegurar que se cumplen los acuerdos en cada momento, y que se intensifiquen los controles fitosanitarios y los relativos a la seguridad alimentaria de las mercancías procedentes de terceros países en los puntos de entrada a Europa, con el fin de contribuir a la viabilidad de las plantaciones de tomate y garantizar la seguridad del consumidor europeo.

Asimismo, los socialistas entienden que siempre que se den las circunstancias previstas en el artículo 25 del vigente acuerdo de asociación, el Parlamento de Andalucía insta al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía para que a su vez inste al Gobierno de España a que se adopten las medidas de salvaguarda establecidas en el artículo 27 del mismo. En este sentido, el PSOE estima que debería facilitarse a las comunidades autónomas el acceso a los datos de volúmenes de importación y de precios registrados en las aduanas de la UE.

Aboga además por que se realicen estudios prospectivos sobre el potencial productivo marroquí y sobre la necesidad de diversificación productiva y de cooperación entre ambas orillas del Mediterráneo.

Para el grupo socialista, es necesario que se exija la reciprocidad en lo relativo a las condiciones de producción de los terceros países (fitosanitarias, sociales, ambientales), ya que si no la pérdida de competitividad de los productores españoles será irreversible a medio plazo, siendo imprescindible incluir esta cuestión en el acuerdo con Marruecos.

En este sentido, según señala, "no debe permitirse la entrada de frutas y verduras en cuyo proceso productivo se empleen materias activas, cuyo uso esté prohibido en nuestro mercado interior", mientras que reclama que se pongan en conocimiento de la Comisión Europea estas reivindicaciones, con objeto de que sean tenidas en cuenta a la hora de avanzar en las negociaciones bilaterales.

Según se recoge en la exposición de motivos de la iniciativa, el PSOE señala que, en el ámbito de la producción de frutas y hortalizas, las relaciones comerciales con los países terceros mediterráneos son especialmente importantes, ya que sus producciones entran en competencia directa con nuestro país, debido a la cercanía del mercado comunitario y a la coincidencia de calendarios.

Actualmente, se están renovando muchos de los acuerdos en aplicación, avanzando en la liberalización de los intercambios, como consecuencia de la creación del Área Euromediterránea de Libre Comercio en 2010, mientras que el acuerdo de asociación con Marruecos, que se aplica desde el 1 de marzo del año 2000, establece, en lo relativo a las exportaciones de tomate, un "status muy ventajoso para este país", según el PSOE.

"Gracias al ventajoso acuerdo actual, en el periodo 2003-2008, las exportaciones de tomate a la UE procedentes de Marruecos evolucionan al alza, en detrimento de las españolas", según el grupo socialista, que añade que el contingente impuesto por la UE al tomate de Marruecos ha venido siendo limitativo en general, "si bien en las últimas tres campañas se ha visto ampliamente sobrepasado, detectándose ineficiencias en la aplicación del derecho de aduana".

Mientras, en los últimos años, los agricultores andaluces están esforzándose por escalonar de forma adecuada la producción, introduciendo nuevas variedades de tomate y nuevas técnicas de producción. En los próximos años, en opinión de los socialistas, se ha de seguir en esta línea, intensificando el esfuerzo, de forma que se lleve a cabo una reconversión estructural del sector productor del tomate, para la adecuación de sus instalaciones a los actuales sistemas productivos que repercutirá en la mejora fitosanitaria del cultivo, en la reducción de los costes de producción y en la mejora de la calidad y de los rendimientos obtenidos.