Punset anima al sector oleícola a "cambiar de opinión" para mejorar en innovación y superar la crisis

JAÉN, 15 (EUROPA PRESS)

El economista y comunicador Eduardo Punset animó hoy al sector oleícola a "cambiar de opinión" para mejorar en innovación y para superar la crisis por la que atraviesa la economía española. "Si queréis innovar, que no os duela cambiar de opinión, porque sin cambiar lo vais a pasar muy mal en la crisis que viene", auguró.

Durante la ponencia magistral 'Por qué y cómo consumimos. Los consumidores del futuro' que impartió en dentro del área 'Espacioinnova' desarrollada en el marco de la feria Expoliva, que se celebra en Jaén hasta el próximo domingo, Punset sostuvo que cuando las personas se enfrentan a una opinión contraria a la suya, "cortan sus circuitos cerebrales" y no se paran a examinar lo que puede aportarles esa disonancia. "Este es uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos en este momento", aseguró.

Asimismo, el economista explicó que para innovar es "fundamental" partir de la base de que las personas no conocen la respuesta a la mayoría de los dilemas que se les plantean y de que se está en un continuo proceso de reflexión.

Punset mostró su preocupación por los plazos que se dejan transcurrir desde que se inventa algo hasta que los resultados de esa innovación llegan al consumidor y se preguntó si es un problema del "mensajero", porque transmite mal su "noticia" o si es que existen "impedimentos" que no permiten acelerar este proceso.

Además, el economista animó a tomar ejemplo de Estados Unidos, donde se están creando "centros tranlacionales" que permiten descentralizar la investigación y crear pequeños centros donde los productores y los consumidores trabajan juntos.

Durante su intervención, Punset detalló que la "gran revolución" de los próximos años a nivel educativo, familiar y social pasa por el aprendizaje social y emocional, ya que, en su opinión, lo que aprende un niño hasta los 6-7 años es lo que marcará su comportamiento cuando sea adulto.

"Hasta los cinco años hay que conseguir una cierta autoestima para tratar con los demás; y además hay que tener una curiosidad insaciable por continuar profundizando en el conocimiento. Si no tienes eso, vas a llegar a la edad adulta con cierto rechazo hacia la sociedad", concluyó.