Quadras censura la capacidad de negociación de la "mosquita muerta" Espinosa

GANDESA (TARRAGONA), 25 (EUROPA PRESS)

El candidato número cuatro del PP en las elecciones europeas, Aleix Vidal-Quadras, afirmó hoy que la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, es una "mosquita muerta" porque no tiene la capacidad de luchar ni defender los intereses españoles en la política agraria europea, por lo que le roban la "cartera".

"Allí se necesita gente con personalidad, como fueron nuestros ministros como Loyola de Palacio y Miguel Arias Cañete, que era una fuerza de la naturaleza. Pero esta señora va allí y se la comen. Para negociar estas cosas tienes que enviar a gente con cara y ojos, y con carácter", dijo antes de visitar la Cooperativa Agrícola de Gandesa junto al número 23 de la lista, Santiago Fisas.

Hasta Fisas bromeó preguntando a Vidal-Quadras cómo se llama la ministra, a lo que el también vicepresidente del Parlamento Europeo respondió: "Espinosa".

Para Vidal-Quadras, la gestión del Gobierno en política agraria ha sido un "fracaso absoluto" porque ha "suspendido" en negociaciones como la del sector del algodón, el aceite, el tabaco, el vino, la fruta y las verduras.

"Esta señora y su equipo hace mucho tiempo que deberían ser sustituidos, porque están liquidando el sector agrario español, por su incompetencia e incapacidad de negociación", aseguró.

Además, reprochó a Espinosa que no aceptara recibir la ayuda de su antecesor, Miguel Arias Cañete, cuando le traspasó el ministerio en 2004, y "volvió con todas las negociaciones fracasadas".

También criticó el cambio de nombre del ministerio cuando ganaron los socialistas, una "cursilada". "Siempre ha habido un ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y ahora resulta que se llama de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Marino. Esta cosa zapateresca de que todo queda como confundido, debilitado, dentro de una nube", ironizó.

PROPUESTAS

Aseguró que la Política Agrícola Común debe seguir siendo un eje de la construcción europea.

Así, constató que la demanda mundial de productos se ha multiplicado en los últimos años, tras el 'boom' de las economías emergentes, por lo que defendió recuperar la visión de que hay que producir más.

Afirmó que están en contra de renacionalizar la política agraria, y que tampoco apoyan su cofinanciación. "Queremos que sean los fondos europeos los que se destinen a este tipo de acciones. No queremos que, con la excusa de la cofinanciación, se debilite la Política Agrícola Común", aseveró.

Apostó también por impulsar las políticas destinadas a que los jóvenes agricultores tengan más oportunidades para continuar su actividad, y también para que se incorporen más personas al sector.

Pidió mecanismos de intervención de mercado ante el peligro de una caída de precios, para evitar que los agricultores pierdan renta y que el precio al consumidor sea realista, así como políticas de desarrollo rural para mejorar la competitividad del sector y evitar el éxodo rural.