ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Revierten 40.000 hectáreas de terratenientes a guaraníes en el oriente boliviano

  • La Paz, 16 feb (EFE).- El Gobierno de Bolivia revertió 40.000 hectáreas de tierras de cinco familias de terratenientes en el departamento oriental de Santa Cruz, entre ellas una estadounidense, a 65 pequeños y medianos productores, principalmente, indígenas guaraníes, informó hoy la agencia estatal ABI.

Revierten 40.000 hectáreas de terratenientes a guaraníes en el oriente boliviano

Revierten 40.000 hectáreas de terratenientes a guaraníes en el oriente boliviano

La Paz, 16 feb (EFE).- El Gobierno de Bolivia revertió 40.000 hectáreas de tierras de cinco familias de terratenientes en el departamento oriental de Santa Cruz, entre ellas una estadounidense, a 65 pequeños y medianos productores, principalmente, indígenas guaraníes, informó hoy la agencia estatal ABI.

La reversión de tierras afecta a varias parcelas de la región del Alto Parapetí en los que se constató el incumplimiento de la Función Económica y Social (FES) del suelo, según la legislación agraria boliviana.

Precisamente, en esa zona del oriente del país, el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) constató que comunidades de guaraníes estaban sometidos a un régimen de servidumbre.

El ministro de Tierras, Alejandro Almaraz, informó, en declaraciones a Red Uno, de que una de las haciendas afectadas por este proceso de reversión es la del estadounidense Metenbrink Larsen.

"El predio del señor Larsen debe retornar en su integridad, que entiendo que es de 13.000 hectáreas, al Estado (..) y debe dotarse a esa tierra comunitaria de origen, en este caso al pueblo guaraní", apuntó.

Almaraz, admitió además, en declaraciones a Radio Erbol, que existen recursos hidrocarburíferos en algunos de los predios que serán revertidos en esa zona, si bien recordó que esos recursos "son estatales".

La ley establece en Bolivia que las tierras pueden ser revertidas al Estado sin pagar indemnización alguna si se confirma que hay sobreexplotación laboral, servidumbre, pagos por debajo de los salarios mínimos o trabajo infantil.

Además, según la nueva Carta Magna aprobada el pasado 25 de enero en referendo, el Estado puede expropiar latifundios improductivos que tengan un mínimo de 5.000 hectáreas y distribuir su propiedad entre indígenas y campesinos.

Almaraz criticó también a la agrupación ciudadana del Comité Cívico de Santa Cruz por despojar de sus tierras a indígenas, en muchos casos a favor de empresarios extranjeros.