Sevillana Endesa y Ferrocarilles de la Junta llegan a un acuerdo para el suministro del futuro tranvía de Jaén

JAÉN, 13 (EUROPA PRESS)

El director gerente de Ferrocarriles de la Junta de Andalucía, José Luis Nores, y el director de Sevillana Endesa en Jaén, Bernardo Robles, han suscrito sendos convenios para la adecuación de distintas instalaciones eléctricas de la ciudad de Jaén con el fin de poder acometer las obras de alimentación eléctrica al futuro tranvía y para construir la línea eléctrica de socorro.

De este modo, Sevillana Endesa tendrá que construir una nueva celda de 20 kilovoltios --instalación y avaramente eléctricas necesarias para la puesta en servicio y salida de una nueva línea eléctrica de esa tensión-- en la subestación Olivares al tiempo que tendrá que proceder a la sustitución de un transformador por otro de mayor potencia en esa misma instalación, según detalló en un comunicado la compañía.

Estas actuaciones, cuya puesta en servicio está prevista en un plazo de 18 meses, permitirán la construcción de una línea eléctrica de 20 kilovoltios --denominada línea de socorro, que ejecutará la empresa Ferrocarriles de la Junta de Andalucía-- desde la subestación Olivares hasta la subestación del aparcamiento disuasorio del Sistema Tranviario de Jaén.

Igualmente, Sevillana Endesa acometerá los trabajos necesarios para instalar otra celda, de alta tensión en este caso (132 kilovoltios) en la subestación Vaciacostales, que permitirán la construcción de la futura línea de alimentación al tranvía de la capital. Está previsto que la actuación de Sevillana Endesa esté finalizada en el plazo de 16 meses.

Ambas actuaciones supondrán una inversión superior a 1,6 millones de euros (909.696 las necesarias en Olivares y 763.209 las de Vaciacostales) y será sufragada por Ferrocarriles de la Junta de Andalucía.

Del mismo modo y con el fin de que en mayo del próximo año puedan realizarse las pruebas de funcionamiento en tramos parciales del sistema tranviario de Jaén, Sevillana Endesa se compromete a atender desde la subestación Olivares para esa fecha al menos un tercio de la potencia que demandará cuando entre en servicio el nuevo sistema de transporte, 7,2 megavatios.