Solicitan la práctica de nuevas pruebas tras hallar restos de semen en la ropa interior de una niña

JAÉN, 31 (EUROPA PRESS)

La abogada de una mujer que interpuso una denuncia tras descubrir restos de semen en la ropa interior de su hija de unos tres años de edad después de realizar una visita a su padre ha solicitado la práctica de nuevas pruebas después de que las últimas realizadas no arrojaran resultados concluyentes sobre si esos restos coincidían o no con el padre.

La letrada detalló a Europa Press que todo comenzó hace aproximadamente un año y medio, cuando la niña volvía de las visitas que tenía con su padre diciendo que tenía dolores, señalándose la zona de los genitales, hasta que una vez que se quejó "mucho" la madre decidió llevarla al hospital, donde se vio que tenía la zona enrojecida y que tenía restos de semen en su ropa interior.

Por ello, solicitaron la suspensión del régimen de visitas, si bien esta petición fue denegada al entender que físicamente la pequeña no tenía indicio alguno en su cuerpo. Pese a todo, se mandó la ropa interior de la niña al Instituto de Toxicología para que se examinara detenidamente.

"La prueba tardó en llegar unos nueve meses en los que siguió viendo al padre y siguió quejándose", añadió la abogada quien resumió que el resultado de la prueba practicada era confirmando que efectivamente había restos de semen en esa ropa, por lo que se pidió una muestra del padre para ver si había coincidencia. "Esa prueba vino tras otros nueve meses durante los cuales sí se suspendió el régimen de visitas, la niña ve a sus abuelos paternos pero al padre no", precisó.

Esta misma semana recibieron el informe en el que se indica que la "escasez de semen" que hay en la ropa interior impide llegar a una conclusión y que, por tanto, los resultados no son concluyentes", al ser la muestra "insuficiente".

Ante esta situación, la abogada de la mujer afirmó que se puso en contacto con otros especialistas que tienen otros métodos para ver si es posible que con sus sistemas puedan llegar a algún resultado concluyente, de ahí que ya haya solicitado al juzgado que se les remita la muestra. "En la ropa interior de la niña hay semen y eso no es normal, hay que volver a analizar las pruebas", insistió.

Mientras tanto, el padre ha presentado por su parte un escrito contrario reclamando el archivo de las actuaciones en base al resultado no concluyente de las pruebas practicadas. "Espero que admitan la prueba", agregó la abogada, quien no ocultó que la madre está pasándolo mal ante esta situación y recalcó que ellos seguirán recurriendo para que "no se olvide" que había restos de semen en la ropa interior de una niña pequeña.

Para concluir, la letrada detalló que también han intentando someter a la niña a una prueba psicológica pero que no es posible en el sentido de que no se podría determinar nada ya que la niña "es muy pequeña".