Unió de Pagesos reclama frenar la proliferación de marcas blancas

GIRONA, 21 (EUROPA PRESS)

El coordinador nacional de Unió de Pagesos (UP), Joan Caball, afirmó hoy que "alguien tendría que poner freno a las marcas blancas", ya que "se acaba perdiendo la identificación del producto" y advirtió que esto perjudica tanto al consumidor como al productor.

En rueda de prensa en Girona, Caball insistió en que, con las marcas blancas, el consumidor "no puede elegir la procedencia del producto que quiere consumir", mientras que esta situación "arruina al campesino".

El coordinador nacional del sindicato sostuvo que el monopolio o el oligopolio de tres o cuatro marcas "nunca ha ido a favor del consumidor" y añadió que los productores también se ven "claramente perjudicados". Por ejemplo, mencionó que el sector lechero padece actualmente las consecuencias de esta situación. "Le están haciendo mucho daño", lamentó.

Caball aseguró querer "una lucha en las mismas condiciones", ya que recordó que "no todos los productos pueden venir de fuera de la Unión Europea". Por este motivo, desde el sindicato propusieron que se establezca a nivel europeo una legislación sobre el comercio y la defensa de los derechos de los consumidores.

POLÍTICA AGRARIA COMÚN

Caball explicó también que las propuestas de UP de cara a las próximas elecciones europeas del 7 de junio pasan primordialmente por la defensa de una "Política Agraria Común (PAC) que respalde a los productores reales y al modelo alimentario de mayor calidad y proximidad", concretó.

Además, el sindicato propone ayudas vinculadas a la producción, una distribución racional de estas ayudas, mercados regulados, un mantenimiento de la financiación de la PAC y etiquetaje y reglas comerciales.

Caball argumentó que la PAC "tendría que recuperar la idea inicial y dar importancia al rol del campesino", que trabajar para "producir alimentos para los ciudadanos europeos". Por este motivo, concluyó, es necesaria una legislación "fuerte y con recursos".