Unos 2.000 lecheros reclaman en Bruselas reducir un 5% la producción en Europa

BRUSELAS, 25 (EUROPA PRESS)

Unos 2.000 productores de leche --800 según la Policía-- de 12 países europeos, en su mayoría franceses, alemanes y belgas, se han manifestado hoy en Bruselas, convocados por la sindical lechera European Milk Board (EMB), para reclamar que se reduzca en un cinco por ciento la producción de leche total en el conjunto de la Unión Europea para alinear los costes de venta a los de producción que se sitúan en 40 céntimos por litro de media en la UE al asegurar que, en la actualidad, venden por debajo de los costes de producción.

"Todos los productores europeos pedimos producir menos para ganar más porque hay un problema de oferta y de demanda. Pedimos que Europa nos haga producir menos a todos para que el 'stock' se reduzca y el precio aumente. Hay demasiada leche en el mercado y entonces bajan necesariamente los precios", explicó Anne, agricultura francesa y miembro de la sección de Productores de Leche (OLP) de la Coordinadora Rural, integrada en EMB.

El productor belga miembro de la asociación MIG, también integrada en EMB, Yves Jost, aseguró que los productos europeos se enfrentan a "un gran problema" en la actualidad porque los precios que cobran por su leche "son tan bajos que no se puede cubrir los costes de producción" que, en Europa, se elevan a entre "los 35 y los 40 céntimos por litro", superior a los entre "22 a 25 céntimos por litro" a los que venden los productores en Europa.

De manera más general, los productores de leche se han pronunciado a favor de la introducción de "un sistema de cuotas flexibles" de producción para alinear la demanda con la oferta de leche en el conjunto de Europa. "Queremos mantener las cuotas para regular la producción siguiendo la oferta y la demanda", precisó Anne.

Aunque Jost reconoció que los costes de producción son algo "más bajos" que hace dos años, la situación no ha mejorado porque el precio de la leche "se ha reducido a la mitad" en la actualidad.

"Desde hace dos o tres años queremos establecer un sistema de cuotas flexible para que cuando haya una superproducción se pueda reducir la producción y si el precio de la leche sube demasiado produciríamos un poco más para bajar el precio", explicó el agricultor belga.

MARCHA SIN INCIDENTES

La marcha de los agricultores, que ha arrancado en la Estación del Norte de Bruselas, se ha prolongado durante un recorrido de seis kilómetros hasta llegar a la rotonda de Schuman, que preside las instituciones europeas, muy cerca de donde los ministros de Agricultura de la Unión Europea se reúnen a estas horas en la capital belga para analizar, entre otros, las reclamaciones de los productores de leche.

A pesar de que ha habido un forcejeo entre varios efectivos antidisturbios y varios agricultores cuando intentaban aproximarse a los edificios que alojan las sedes de las instituciones europeas en Bruselas durante unos cinco minutos, fuentes de la policía belga han asegurado que la manifestación se ha desarrollado "sin heridos, sin daños, ni incidentes mayores".

La comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, ha salido al encuentro de los agricultores frente a la sede del Consejo de ministros de la UE, donde se reúnen esta tarde los Veintisiete, para recibir de primera mano sus peticiones.

La responsable del ramo del Ejecutivo comunitario ha sido fuertemente abucheada por los productores cuando ha rechazado plantear a los Veintisiete reducir la producción de leche en la UE, esgrimiendo que no hay "mayoría" necesaria para aprobar tal reducción. La Comisión Europea aprobó el pasado mes de abril un aumento del 2% de la producción lechera de los Estados miembros.

PRECIOS MÁS BAJOS QUE EN 1997

La patronal de ganaderos COPA-COGECA también se ha sumado a las reivindicaciones de los productores lecheros y reclamó hoy su parte a la Comisión Europea y a los Estados miembros "una respuesta urgente" y "medidas urgentes" al problema de los agricultores y las cooperativas lecheras porque la fuerte caída de los precios de la leche en Europa ha creado "una presión insoportable sobre las familias agrarias" que, a su juicio, ha creado "una situación de mercado excepcional".

"Los precios de los productos lácteos europeos son más bajos hoy que en 1997 mientras que nuestros costes siguen siendo muy altos. Se debe reducir los costes de producción y nosotros, agricultores, estamos haciendo todo lo posible para alcanzar este objetivo. Sin embargo, la crisis actual también es debida a una fuerte disminución de las exportaciones lácteas de la UE. Por esto, son necesarias medidas de ayuda inmediatassusceptibles de incentivar el mercado", señaló el presidente de COPA, Padraig Walshe.

Asimismo, Walshe advirtió en un comunicado de que si las autoridades comunitarias no hacen "nada" para contribuir a remediar esta situación, "la economía rural quedará deprimida por muchísimo tiempo", recordando que "una explotación sobre dos en Europa se dedica de una u otra manera a la producción de leche", el 60% de las cuáles se "encuentran en regiones desfavorecidas".

El secretario general de COPA-COGECA, Peca Pesonen, animó a la Comisión Europea a "autorizar una mayor utilización de los instrumentos de gestión de mercado como lo son la compra en intervención y las restituciones por exportación" y, por otra parte, debe "fortalecer las medidas encaminadas a fomentar el consumo de productos lácteos".

"Debe mantenerse la ayuda a la utilización de mantequilla en la fabricación de helado y pasteles. Necesitamos una ayuda a la utilización de leche en polvo desnatada en la alimentación animal. El pago único debe ser anticipado a agosto de este año", precisó .