Airbus reconoce la existencia de "aprietos" ante la crisis que no implica el cierre de los constructores

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de Programas de Mejora de Airbus Military, Fernando Varela, reconoció hoy la existencia de "aprietos" ante la crisis para las empresas aeronáuticas constructoras, aunque advirtió que esta situación no decidirá la "supervivencia" de dichas empresas.

En el 'Encuentro del sector aeronáutico', organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y Servicios y Estudios para la Navegación Aérea y la Seguridad Aeronáutica (Senasa), Varela explicó que las empresas aeronáuticas cuentan con "aprietos" ante la actual situación económica, pero recordó que existen demandas de hasta 30.000 nuevos aviones a largo plazo.

De este modo, indicó que la crisis no decidirá la supervivencia de las empresas, pero sí vio necesario realizar reformas en la actualidad para optimizar el desarrollo de las compañías.

Varela apuntó al desarrollo actual de productos "muy complejos" que conllevan en muchos casos beneficios marginales y añadió que cualquier mejora necesita "grandes recursos y tiempo para hacerlo".

Además, recordó la importancia del sector de defensa "anticíclico" y que contó con unos 1.478 billones de euros de presupuesto en 2008, de los que el 30 pro ciento se destinan a adquisiciones; mientras que el sector civil se encuentra afectados por todos los factores geoestratégicos globales, enumerando el 11-S, gripe aviar, subida del petróleo, crisis o gripe porcina.

EL SECTOR "MENOS EVOLUCIONADO"

En la misma línea se mostró el presidente de la compañía andaluza Faasa, Miguel Ángel Tamarit, quien afirmó que la aviación es el sector que "menos ha evolucionado en 30 años", insistiendo en la necesidad de que se invierta en I+D+I y se mejoren los procesos productivos.

"Si se quiere dar apariencia de un sector moderno, es necesario modernizarlo de verdad", reiteró Tamarit, apuntando al Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía (Aerópolis) de la Rinconada (Sevilla) como "ejemplo de que cuando se quiere se puede hacer bien las cosas y que en la Comunidad no sólo hay costa, sol y agricultura".

Tamarit enumeró además las dificultades con las que se encuentra el sector, como la falta de I+D, la carencia de ingenieros especializados, la financiación compleja, las fluctuaciones de las monedas o los "estrechos márgenes de negociación con los fabricantes".

PREPARACIÓN TRAS LA CRISIS

Asimismo, el responsable de Programas del consorcio Alestis, Federico de Lozar, recordó el importante incremento previsto de pedidos para los próximos diez años, tras el "impacto" de la crisis y apostó por "preparar" las empresas para esta situación.

En este sentido, De Lozar insistió en la necesidad de preparar a Alestis para la salida de la actual coyuntura, una situación tras la que la compañía prevé posicionarse como unos de los principales proveedores de fibra de carbono del mercado.

"Alestis tiene el firme compromiso de ser líder en fibra de carbono para dar soluciones a los grandes constructores apostando por las nuevas tecnologías", continuó De Lozar, quien incidió en que "en esa línea es en la que se está trabajando".

Por su parte, el director de Aeronáutica de la Agencia de Innovación y Desarrollo (IDEA), Juan Pedro Vela, apuntó a la importante cartera de pedidos acumulada por los constructores que amortigua el descenso experimentado en el último periodo. En este sentido, mencionó los recortes sufridos por programas de Airbus, Boeing o Embraer.