El maíz se domesticó en México hace casi 9.000 años

  • Redacción Internacional, 23 mar (EFE).- El maíz, uno de los cereales más importantes del mundo, fue domesticado por el hombre hace unos 8.700 años en la cuenca del río Balsas de México.

El maíz comenzó a cultivarse hace 8.700 años en México, según los estudios

El maíz comenzó a cultivarse hace 8.700 años en México, según los estudios

Redacción Internacional, 23 mar (EFE).- El maíz, uno de los cereales más importantes del mundo, fue domesticado por el hombre hace unos 8.700 años en la cuenca del río Balsas de México.

Así lo afirma un equipo de investigadores del Museo Smithsonian de Historia Natural y de la Universidad Temple (EEUU) en un artículo de la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences" publicado hoy.

Hasta ahora se sabía que el maíz, o Zea Mays L., se domesticó en alguna región del suroeste de México a partir de una planta salvaje llamada teosinte o zea, pero para llegar a esa conclusión tan sólo se habían llevado a cabo estudios genéticos de ambas especies, no se habían investigado los asentamientos humanos y agrícolas de la zona.

El equipo de científicos, dirigido por Dolores Piperno y Anthony Ranere, buscaron localizaciones de asentamientos humanos de hace entre 8.000 y 9.000 años, un periodo que consideran crítico en la domesticación del maíz.

Tras analizar las herramientas de piedra y los restos de plantas encontrados, los investigadores descubrieron las pruebas más antiguas de maíz en microfósiles de un refugio de roca llamado Xihuatoxtla, que datan de hace 8.700 años.

Entre esos restos también hallaron indicios de la domesticación de una especie de calabaza.

"Nuestros hallazgos confirman una domesticación del maíz en el Holoceno temprano e indica que es otro importante cultivo del Nuevo Mundo que tiene su origen en el bosque tropical", explica Dolores Piperno.

La agricultura primitiva en esa región de México parece haber involucrado a grupos de agricultores que estaban cambiando su asentamiento de forma estacional.

El equipo investigador sostiene que es necesario dedicar más tiempo al estudio de periodos anteriores a esos 9.000 años, cuando el ser humano debió haber aprovechado el teosinte y, después, haber comenzado a cultivarlo.

La investigación añade el maíz a la lista de cereales importantes que fueron cultivados y domesticados hace unos 9.000 años, como el trigo y la cebada en Oriente Medio.

El maíz se extendió hacia Panamá hace unos 7.600 años y se asentó en el norte de Sudamérica hace unos 6.000 años, según estudios anteriores.

Estos descubrimientos, explican los científicos, refuerzan la tesis de que los bosques tropicales con estaciones secas eran importantes centros de asentamiento humano y de labranza en los trópicos.