Fedepesca pide la rebaja del IVA para el pescado al 4% y se equipare a la leche y el queso

El MARM aboga por garantizar la calidad y la trazabilidad así como la información al consumidor mediante el etiquetado

VALLADOLID, 20 (EUROPA PRESS)

La Federación de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados (Fedepesca) pidió hoy una rebaja del IVA del pescado del 4 al 7% y se equipare así a los considerados alimentos de primera necesidad como la leche, el queso o los huevos.

Esta reivindicación fue planteada por el presidente de la Federación, Gonzalo González, durante la celebración de la XXXVII Asamblea de Fedepesca, que se desarrolló hoy en Valladolid tras la invitación de la Asociación vallisoletana de Detallistas de Pescado, Mariscos y Productos Congelados (Copemar), y a cuya clausura asistió el director general de Ordenación Pesquera del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Ignacio Gandarias.

La Asamblea, a la que asistieron representantes del sector de diez comunidades autónomas, sirvió para hablar de los diferentes problemas del sector tras un año "muy difícil" en el que se ha visto afectado por los problemas de la crisis, una huelga de transportistas y otra de pescadores, explicó González.

Así, entre las conclusiones del encuentro figura la petición de la rebaja del IVA hasta el 4 por ciento para fomentar el consumo de pescado, puesto que lo que más preocupa es "equiparar el pescado a los productos de primera necesidad".

Respecto a este asunto, el secretario general de Ordenación Pesquera explicó que es la primera vez que se produce esta petición por parte de Fedepesca, entidad con la que colaboran habitualmente en diferentes ámbitos, por lo que explicó que se trasladará al Ministerio de Economía, competente esta materia, para ver qué efectos tendría sobre los efectos fiscales y ver la viabilidad de una reducción.

Por otra parte, el presidente de Fedepesca aseguró que el colectivo apuesta por la calidad alimentaria y la sostenibilidad, para lo que la Federación ha creado un departamento específico que llevará a cabo una campaña bajo el lema 'Invertimos en la pesca sostenible', que trata de responder a la demanda de los consumidores, cada vez más preocupados por la sostenibilidad y el medio ambiente.

MANTENER LAS VENTAS

Además, González explicó que con el fin de mantener la cuota de mercado del 52 por ciento en producto fresco y entre un 44 y un 45 por ciento en congelado, se apostará por mantener la calidad alimentaria, en lo que se basa este sector, junto a la profesionalidad y el servicio, cuestiones que "poca gente está en disposición de hacer" actualmente.

El presidente de Fedepesca se mostró convencido de que el valor añadido que suponen calidad del producto, servicio y profesionalidad permitirá mantener la citada cuota de mercado y "luchar" contra la "avalancha" de grandes superficies que intentan "destruir" a los minoristas.

Por su parte, Gandarias manifestó el compromiso del Ejecutivo central de seguir colaborando con Fedepesca como hasta ahora, a través de distintos cauces, con el fin de analizar los restos del sector para el próximo año y garantizar la "trazabilidad" del producto.

El director general de Ordenación Pesquera insistió en la necesidad de informar al consumidor a través de un etiquetado donde se recoja la fecha de captura, zona, barco, etcétera, de forma que pueda tomar una decisión "responsable".

El responsable del MARM destacó la importancia de España en la producción pesquera, con 800.000 toneladas de capturas de pescado y 40.000 toneladas de producción de acuicultura, además de la importación, pero también en el consumo, que ronda los 36 kilos anuales por habitante.

En este contexto, considera que los retos se centran en garantizar la calidad, tanto la frescura de las capturas por parte de los pescadores como, desde el desembarco, en toda la cadena que sigue el producto.

En el transcurso de la Asamblea de Fedepesca, que agrupa a más de 11.000 empresas detallistas, se trataron otros temas como la comercialización directa que están realizando las cofradías, la futura modificación de la Ley de Pesca y las dificultades para el cumplimiento del Reglamento Europeo sobre tratamiento de los subproductos de origen animal no aptos para consumo humano.

Asimismo, se analizó en profundidad la forma de mejorar la comercialización de los productos pesqueros y de la acuicultura, destacando la necesidad de mejorar la colaboración entre los eslabones de la cadena pesquera; la necesidad de impulsar definitivamente el etiquetado y se dejó patente el compromiso de los minoristas de en la lucha contra la comercialización de inmaduros y la búsqueda de calidad y seguridad alimentaria.