Miles de manifestantes alertan en Zaragoza de los efectos nocivos que tienen los transgénicos para la salud humana

ZARAGOZA, 18 (EUROPA PRESS)

Miles de personas entre ciudadanos y miembros de 40 colectivos de agricultores, ecologistas y consumidores de toda España se manifestaron esta mañana en Zaragoza para pedir al gobierno central que prohiba la utilización de transgénicos. Los manifestantes alertaron de los efectos nocivos para la salud humana que tienen estos cultivos.

El presidente de Plataforma Rural, Jerónimo Aguado, explicó que "hay datos ofrecidos por expertos de la Comisión Europea que critican las consecuencias sanitarias de los transgénicos, como son el crecimiento de las alergias y el padecimiento de algunos tumores cancerígenos".

"Estamos en esta manifestación con 40 asociaciones de la sociedad civil para decirle al Gobierno que ya basta de transgénicos, que queremos un futuro libre de ellos, y que ya basta de aislar a nuestro país en una Unión Europea que cada vez está más en contra de los transgénicos", explicó el responsable de transgénicos de Greenpeace, Juan Felipe Carrasco.

Por su parte, el responsable de agricultura ecológica de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), José Manuel Benítez, comentó que los transgénicos hacen a los agricultores "totalmente dependientes de las multinacionales, que controlan desde la semilla hasta contratos de la venta de los productos".

En este sentido, Juan Felipe Carrasco añadió que "el Gobierno defiende la seguridad financiera de las cuentas bancarias de las cuatro multinacionales que operan en el sector" y matizó que "si de verdad quisieran vigilar nuestra salud y el medioambiente prohibirían los transgénicos de manera tajante".

De la misma manera, el responsable de transgénicos de Greenpeace subrayó que "los transgénicos producen la desaparición de la biodiversidad, daños ambientales y daños sanitarios". Incluso añadió que "los estudios dicen que los maíces transgénicos de monsanto que se utilizan en España afectan gravemente al hígado, al riñón, a la composición de la sangre e incluso a la fertilidad de aquellos ratones en los que se ha probado".

Jerónimo Aguado, comentó al respecto que "los transgénicos son semillas manipuladas genéticamente donde se puede mezclar un gen de procedencia vegetal con un gen de procedencia animal, eso conlleva contaminación genética a través de la polinización de las plantas".

En opinión del responsable de agricultura de la Asociación Amigos de la Tierra, David Sánchez, la coexistencia de la agricultura ecológica y la transgénica es "imposible", ya que "cuando una planta poliniza el viento la arrastra miles de kilómetros. Además, no hay forma de controlar a las abejas".

Esto provoca que, en Aragón, existen "un montón de casos de agricultura ecológica contaminada por transgénicos", concluyó David Sánchez.

A la manifestación asistieron ciudadanos de diversas ciudades de España como Madrid, Barcelona y Valencia, llegados en 30 autobuses, y cientos de zaragozanos. Además, participaron dos colectivos de agricultores franceses.

La concentración comenzó en el Paraninfo y finalizó en la Plaza del Pilar, donde el agricultor aragonés Juan Carlos Simón, cuyos cultivos de maíz fueron contaminados con transgénicos, leyó un manifiesto.

Durante la manifestación se exhibieron varias pancartas en las que podía leerse 'Alimentación y agriculutra libres de transgénicos', 'El hambre no se soluciona con transgénicos, ¿A quién queréis engañar?', 'Somos lo que comemos', 'Transgénicos: trampa que empobrece y ata', entre otros. Los participantes también corearon algunos lemas como 'Ningún experimento con los alimentos'.