UPA denuncia a cuatro distribuidoras por vender aceite de oliva por debajo del coste de producción

Explica la organización que si prospera las empresas en cuestión podrían pagar una multa de hasta el 1% de su volumen de ventas

MÉRIDA, 16 (EUROPA PRESS)

La organización UPA-Uce Extremadura presentó hoy una denuncia formal contra cuatro grandes distribuidoras que estarían vendiendo el aceite de oliva por debajo de sus costes de producción, es decir por menos de 2,44 euros por litro.

La citada denuncia fue registrada por el secretario general de la organización agraria, Ignacio Huertas, y por el abogado del gabinete jurídico de UPA-Uce, Manuel Moralo, ante el órgano de Defensa de la Competencia de Extremadura, dependiente de la Consejería de Economía, Comercio e Innovación.

En un encuentro con la prensa en Mérida, Huertas aseguró que esta práctica "fraudulenta" está generando el "hundimiento" de los precios del producto en origen y, como consecuencia, una "situación muy difícil" para los agricultores del olivar tradicional.

Según indicó, esta venta a pérdida constituye una "vulneración" de la Ley de Comercio Minorista, planteada por las empresas denunciadas como "gancho para llamar clientes", pese al "gran perjuicio" que con ello ocasionan a un sector que en Extremadura genera 800.000 jornales al año y 1.000 puestos de trabajo fijos, indicó.

Las distribuidoras denunciadas son 'Lidl', 'Día', 'Carrefour' y 'Hipercor'. Según UPA-Uce, 'Lidl' y 'Día' estarían vendiendo el litro aceite de oliva refinado a 1,79 euros y a 2,25 euros, respectivamente; 'Carrefour', lo estaría haciendo por 1,99, en el caso del aceite de oliva refinado, y por 2,33, en el de oliva virgen-extra; e 'Hipercor', estaría distribuyendo aceite virgen-extra por debajo de su coste de producción.

COMPETENCIA "DESLEAL"

Por su parte, el abogado de la organización agraria, Manuel Moralo, indicó que esta práctica en la que "han incurrido" las citadas empresas está contemplada por la Ley como una "práctica restrictiva de la competencia", porque constituye "un abuso de posición dominante" por parte de las distribuidoras, y "un acto de competencia desleal".

De la presentación de esta denuncia, dijo, la consecuencia más inmediata será la apertura de una investigación, por parte del Tribunal de la Competencia de Extremadura, que deberá determinar si las distribuidoras denunciadas están o no "vulnerando" la normativa.

Si se prueba que han incurrido en una "práctica contraria a la libertad de competencia", dicho tribunal ordenará el cese "inmediato" de la misma. Además, añadió Moralo, al tratarse de una infracción considerada "grave", las distribuidoras en cuestión podrían enfrentarse a una multa equivalente al 1 por ciento del volumen de ventas, durante el período que se haya producido la "infracción".

PLANTACIONES SUPER INTENSIVAS

Para el secretario regional de UPA-Uce, si las autoridades competentes "no toman realmente cartas en el asunto y lo regulan" el aceite de oliva terminará produciéndose en plantaciones "súper intensivas", controladas por las distribuidoras, "que ya están dando pasos por ese camino", dijo.

"El día que eso ocurra ya veremos a qué precio paga el consumidor el aceite de oliva, en el momento en el que las pequeñas y medianas explotaciones pierdan este sector, los consumidores probablemente sabrán cuánto cuesta un kilo de aceite, porque les saldrá mucho más caro que en este momento", vaticinó Huertas.

La "esperanza" que la organización agraria tiene puesta en la denuncia presentada hoy, añadió, es que se "ponga límite a una situación que ha venido perjudicando al sector olivarero durante toda la campaña" de este año, un 14 por ciento menor a la de 2008, y con pérdidas que en Extremadura alcanzan "unos 30 millones de euros", afirmó.

Huertas recalcó que el sector del olivar es el sostén económico para "muchas zonas de la región que no tienen otras alternativas" para la generación de riqueza y empleo y añadió que la organización agraria a la que representa "luchará" en defensa de los olivareros tradicionales extremeños.

En esta línea, recordó que UPA-Uce celebrará el próximo 18 de abril en la localidad de Monterrubio de la Serena (Badajoz), una manifestación para protestar por este mismo asunto y para reclamar medidas "urgentes" que palien sus consecuencias, concluyó.