Anesdor confía en que el Gobierno tome ejemplo de Cataluña y dé ayudas a las motos

El sector en Cataluña pide celeridad para no perder la temporada alta de ventas

BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS)

La Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas (Anesdor) celebró hoy que la Generalitat catalana aprobara ampliar el plan de ayudas al sector del automóvil para incluir a motocicletas y ciclomotores, y confió en que esta decisión sirva para "acelerar" también la inclusión de las motos en el Plan 2000E del Ministerio de Industria.

Según explicó la asociación en un comunicado, el plan de Cataluña --que concentra el 83% del sector industrial de la moto en España-- será positivo para reactivar la demanda y recordó que la semana pasada las empresas del sector ya mostraron su disponibilidad para apoyar el plan "con una parte de la ayuda".

Precisamente, la propuesta que aprobó el Govern prevé que las marcas aporten entre 200 y 700 euros a estas ayudas dependiendo de la cilindrada de la moto. La suma de la Generalitat oscilará entre los 100 euros y los 350 euros, siempre a condición de que se achatarre una motocicleta de más de cinco años --en las motos de menos de 125cc-- y de más de ocho años para las de potencia superior.

El presidente del clúster catalán Catmoto --que aglutina a 27 empresas del sector de las dos ruedas--, Jordi Riera, pidió al Govern celeridad en la puesta en marcha de las ayudas para evitar que el mercado se pare "en el inicio de la temporada alta de ventas".

En declaraciones a Europa Press, Riera --que es consejero delegado de la marca catalana Rieju-- avisó de que las ayudas deben llegar cuanto antes para evitar que "la espera haga caer aún más las ventas".

Explicó que el sector sufre desde principios de este año una caída del 60% de las ventas y que las exportaciones al norte de Europa son las que contribuyen a sostener la situación. Añadió que, a partir de septiembre y sin ayudas, "hubieran empezado los problemas graves" para los fabricantes, puesto que a partir de otoño las ventas ya se centran en mercados más cálidos "como el español o el italiano".