Chávez reconoce que Venezuela enfrenta un panorama económico "duro y difícil"

  • Caracas, 20 feb (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, reconoció hoy que para su país "es duro y difícil" el panorama económico actual debido al derrumbe del precio del petróleo, que ha mermado en cerca "de la mitad" los ingresos nacionales esperados este año.

Chávez reconoce que Venezuela enfrenta un panorama económico "duro y difícil"

Chávez reconoce que Venezuela enfrenta un panorama económico "duro y difícil"

Caracas, 20 feb (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, reconoció hoy que para su país "es duro y difícil" el panorama económico actual debido al derrumbe del precio del petróleo, que ha mermado en cerca "de la mitad" los ingresos nacionales esperados este año.

Chávez sostuvo no obstante que, pese a la crisis fiscal que vive Venezuela, quinto exportador mundial de crudo, su Gobierno "revolucionario" mantendrá el gasto social, que acapara el 48 por ciento del presupuesto nacional de 2009, según datos oficiales.

"El precio del petróleo" venezolano "está muy bajo", alrededor de los 36 dólares, y "en nuestro presupuesto nacional está en 60 dólares" el barril, declaró Chávez en un acto militar transmitido en cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

En ese contexto, "está por la mitad el ingreso" nacional proveniente de las exportaciones de crudo y "eso para Venezuela es duro y difícil", reconoció el jefe del Estado, quien hasta ahora había sostenido que su país se encontraba blindado frente al impacto de la crisis mundial.

"Pero lo he dicho y lo voy a cumplir: ¡no le vamos a recortar el presupuesto al gasto social!", agregó Chávez, promotor del llamado "socialismo del siglo XXI" y que exhibe los programas sanitarios, educativos y alimentarios como el mayor éxito de su "revolución".

En el presupuesto aprobado para 2009, por valor de 77.895 millones de dólares, el precio del barril venezolano fue calculado en 60 dólares, muy por encima de los 36 dólares que promedia en lo que va de año, aunque bastante por debajo de los 86,81 dólares del 2008.

Además de mantener el gasto social, el Gobierno venezolano ha sostenido que no devaluará la moneda, bajo control cambiario desde febrero de 2003, ni aplicará nuevos impuestos, medidas que según analistas locales serían obligatorias para enfrentar el déficit fiscal.

El ministro de Finanzas, Alí Rodríguez, reiteró el martes que Venezuela se encuentra en una situación económica relativamente confortable a pesar de la crisis, debido a que posee reservas internacionales cercanas a los 30.000 millones de dólares.

Para enfrentar la evidente bajada de los ingresos nacionales, el Gobierno "ya ha comenzado a aplicar medidas y a desarrollar en mayor profundidad la eliminación de todo gasto que no sea absolutamente indispensable", agregó Rodríguez.