Comienza un proceso de venta de Stanford Venezuela que culminará el 20 de marzo

  • Caracas, 9 mar (EFE).- El proceso de venta del intervenido Stanford Bank Venezuela comenzó hoy con la apertura del plazo de inscripción de los interesados en la subasta y terminará el próximo 20 de marzo cuando la asamblea de accionistas opte entre las ofertas recibidas.

Comienza un proceso de venta de Stanford Venezuela que culminará el 20 de marzo

Comienza un proceso de venta de Stanford Venezuela que culminará el 20 de marzo

Caracas, 9 mar (EFE).- El proceso de venta del intervenido Stanford Bank Venezuela comenzó hoy con la apertura del plazo de inscripción de los interesados en la subasta y terminará el próximo 20 de marzo cuando la asamblea de accionistas opte entre las ofertas recibidas.

La mecánica del proceso fue difundida por la Junta Interventora en una comunicación publicada en la prensa local.

Los interesados en comprar el banco deberán inscribirse como oferentes entre hoy y el 11 de marzo y pagar 10.000 bolívares (4.650 dólares) en el mismo plazo.

Los días 11 y 12 de marzo, los interesados podrán presentar ante la Superintendencia de Bancos (Sudeban) de Venezuela la documentación que los habilita para participar legalmente en la compra del Stanford Bank Venezuela.

Posteriormente, los días 14,15,16 y 17, se abrirá el periodo de visitas al "Data Room", durante el cual los inscritos tendrán acceso al estado de cuentas del banco para calcular el precio que estarán dispuestos a pagar.

El 20 de marzo se celebrará una asamblea de accionistas en las que se recibirán las ofertas de los clasificados con el fin de "proceder a la adjudicación de las acciones y venta de la Entidad", señaló el anuncio.

Fuentes periodísticas locales calculan que el número de grupos económicos interesados en ofertar por el banco intervenido podrían situarse en torno a los diez.

La sucursal venezolana del Stanford Bank fue intervenida, a petición de su junta directiva, por la Sudeban luego de producirse una retirada compulsiva de fondos tras hacerse público el fraude de unos 8.000 millones de dólares registrado en la casa matriz del banco en Estados Unidos.

Según cálculos del banco, los fondos retirados sumaron unos 200 millones de bolívares (93 millones de dólares), lo que representó cerca del 37 por ciento de los 542 millones de bolívares (252 millones de dólares) que, de acuerdo con la Sudeban, almacenaba en sus arcas.

La intervención se concretó el pasado 18 de febrero luego de que la superintendencia oyó la opinión del Banco Central de Venezuela, instituto emisor del país y del Consejo Superior de Bancos.

Desde el primer momento, las autoridades financieras venezolanas expresaron el deseo de vender lo antes posible el banco, que tiene una red de 14 oficinas y unos activos en torno a los 200 millones de dólares.

"Fue una intervención rápida, eficaz", que, además, sirvió para fortalecer "la gran confianza" que tienen los venezolanos en el sistema financiero, que "no ha sido tocado" por la crisis internacional del sector, dijo en su momento el ministro de Finanzas, Alí Rodríguez.

Las autoridades aclararon que los depositantes en el Stanford Bank Venezuela tendrán garantizada la recuperación de sus fondos, beneficio del que no dispondrán quienes hicieron inversiones en el exterior, por quedar fuera del alcance de la legislación bancaria venezolana.

Expertos en finanzas calcularon que ciudadanos y empresas venezolanas podrían tener depositados entre 2.500 y 3.000 millones de dólares en la sucursal del Stanford International Bank en la isla caribeña de Antigua.