Bruselas pide aumentar a 50.000 millones el fondo para ayudar a la balanza de pagos de los países fuera de eurozona

BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea propuso hoy aumentar hasta los 50.000 millones de euros la Facilidad que creó para ayudar a los países fuera de la eurozona con problemas en sus respectivas balanzas de pagos, después de que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea así lo acordarán en el último Consejo Europeo de marzo.

Bruselas justifica aumentar el fondo por el alcance e intensidad de la crisis económica y financiera y espera que los ministros de Economía de la UE aprueben el aumento del fondo en su próxima reunión del 4 de mayo, después de consultar la medida con el Parlamento Europeo y Banco Central Europeo. Los ministros de Economía y Finanzas de la UE ya aprobaron en diciembre pasado aumentar el fondo hasta los 25.000 millones, el actual tope del fondo.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, que la propuesta de Bruselas de aumentar el fondo "demuestra que los mecanismos de solidaridad de la Unión Europea existen y que se pueden reforzar en poco tiempo para beneficiar a sus miembros más vulnerables".

Junto con los fondos estructurales y otras ayudas de otros organismos e instituciones financieras, la ayuda procedente de este fondo debe a los Estados miembros que no comparten la moneda única a "soportar las presiones por la crisis económica siempre y cuando contribuyan con políticas estables y viables macroeconómicas", precisó Almunia en un comunicado.

Tres países se han beneficiado del fondo hasta ahora: Hungría (6,500 millones de euros), Letonia (3,100 millones) y Rumanía, para el que Bruselas propone destinar unos 5.000 millones de euros del fondo. Ninguno otro país ha pedido asistencia financiera al Ejecutivo comunitario por el momento.

Sin contar con el aumento del fondo propuesto, Bruselas todavía tiene disponibles unos 10.400 millones de euros del fondo.