Economía/Macro.- Las exportaciones chinas caen un 17,8% en enero, el peor dato en diez años

PEKÍN, 11 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) Las exportaciones chinas descendieron en enero un 17,5% interanual, lo que representa la mayor caída en más de una década, según han dado a conocer hoy las autoridades aduaneras. Se trata de la tercera caída mensual consecutiva, pero el dato del mes pasado supone un 'batacazo' respecto a los dos meses anteriores, cuando las exportaciones cayeron un 2,8% (en diciembre) y un 2,2% (noviembre). La caída supera incluso las predicciones de los analistas, que habían calculado que se produciría un descenso en las exportaciones de en torno al 13%. Por regiones, el comercio entre China y la UE equivalió a 27.930 millones de dólares (un 18,7% menos que hace un año) y entre China y EEUU a 22.250 millones de dólares (un 15,2% menos). La caída de los intercambios con su tercer socio comercial, Japón, fue aún mayor, del 28%, y se situó en 14.500 millones de dólares. "Las cifras son terribles. El ambiente es malísimo", ha declarado a "South China Morning Post" Ken Peng, economista de Citigroup. "La presión al empleo será enorme", aventuró. Según Wang Qing, analista jefe para China de Morgan Stanley Asia, los datos se han visto afectados por las fechas de que se trata, justo durante la celebración del año nuevo chino, en el que paran las fábricas, pero ponen de manifiesto "el deterioro continuo de los principios subyacentes". China no ha podido dejar de verse arrastrada, así, por el hundimiento de la demanda a nivel mundial. Según el propio Gobierno ya se han quedado sin trabajo al menos 20 millones de obreros llegados desde el interior, rural, a las zonas costeras y desarrolladas, en busca de trabajo en la industria. Las importaciones también se han visto afectadas por el enfriamiento de la economía china. En enero, según las aduanas chinas, cayeron un 43%, y se colocaron en 51,34 millones de dólares. Buena parte de los productos importados por el país asiático son, de hecho, materiales empleados en la fabricación de nuevos productos destinados a la exportación, lo que quiere decir que en los próximos meses los porcentajes serán aún peores.