El déficit presupuestario de EE.UU. asciende a 956.800 millones en seis meses

  • Washington, 10 abr (EFE).- El déficit presupuestario de EE.UU. se situó en 192.300 millones de dólares en marzo, casi cuatro veces más que en el mismo mes del año pasado, y ascendió a 956.800 millones en los primeros seis meses del año fiscal que comenzó el 1 de octubre, informó hoy el Departamento del Tesoro.

El déficit presupuestario de EE.UU. asciende a 956.800 millones en seis meses

El déficit presupuestario de EE.UU. asciende a 956.800 millones en seis meses

Washington, 10 abr (EFE).- El déficit presupuestario de EE.UU. se situó en 192.300 millones de dólares en marzo, casi cuatro veces más que en el mismo mes del año pasado, y ascendió a 956.800 millones en los primeros seis meses del año fiscal que comenzó el 1 de octubre, informó hoy el Departamento del Tesoro.

El dato de marzo es más alto de lo estimado previamente por los analistas, que auguraban un saldo negativo de unos 150.000 millones.

La Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, por su sigla en inglés) preveía un déficit de 191.000 millones, también por debajo de la cifra presentada por el Tesoro.

El déficit de marzo es sexto mensual consecutivo registrado por le Gobierno estadounidense, algo que no ocurría desde el periodo de octubre de 2003 a marzo de 2004.

Además, el déficit acumulado en los seis primeros meses del año fiscal 2009 triplica al reportado en el mismo periodo del año anterior, cuando ascendió a 312.750 millones de dólares.

En todo el año fiscal 2008 el saldo negativo se situó en 454.800 millones, lo que supuso un récord para las cuentas del Estado estadounidense.

Para este año, el Gobierno del presidente Barack Obama prevé que llegue hasta los 1,75 billones de dólares.

Las cifras dadas a conocer hoy reflejan del deterioro en la economía de Estados Unidos, que entró en recesión en diciembre de 2007 y ha tenido ya una pérdida neta de más de cinco millones de empleos.

Los casi 300.000 millones de dólares suministrados por el Gobierno a bancos y otras compañías para ayudarles a afrontar la crisis financiera más grave en siete décadas han lastrado sus cuentas.

De acuerdo con el Departamento del Tesoro, hasta finales de marzo un total de 293.400 millones de dólares habían sido repartidos a empresas a través del plan de rescate de 700.000 millones aprobado por el Congreso en octubre pasado.

Las ayudas han sido proporcionadas principalmente a bancos, aunque también la aseguradora American International Group (AIG) y casas automovilísticas como General Motors y Chrysler recibieron apoyo financiero.

Además, las firmas Fannie Mae y Freddie Mac recibieron 46.000 millones de dólares el mes pasado, elevando la ayuda total a estas firmas a 59.800 millones desde octubre.

Durante los seis primeros meses del año fiscal los ingresos por impuestos ascendieron a 989.800 millones de dólares, lo que supone una caída del 13,6 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Por contra, los gastos del Gobierno estadounidense totalizaron 1,95 billones de dólares hasta marzo, un 33,4 por ciento superior al desembolso registrado el año pasado.

Además del costo del rescate financiero de varias compañías, el Ejecutivo también se ha visto obligado a pagar más en subsidios por desempleo y cupones de racionamiento.

Los gastos de marzo ascendieron a 321.230 millones de dólares, frente a los 227.030 millones del mismo mes de 2008.

Los ingresos, por el contrario, se situaron en 128.96 millones el mes pasado, menos que el mismo mes del año pasado, cuando fueron de 178.820 millones.