El Gobierno prevé que el déficit comercial caiga en 2009 tras reducirse en 2008

  • Madrid, 24 feb (EFE).- El déficit comercial podría continuar su "tendencia" correctora este año y caer más del diez por ciento, según confirmaron fuentes de la secretaria de Comercio, después de conocer que en 2008 esta tasa se redujo el 4,9 por ciento, el primer descenso desde 2002.

Madrid, 24 feb (EFE).- El déficit comercial podría continuar su "tendencia" correctora este año y caer más del diez por ciento, según confirmaron fuentes de la secretaria de Comercio, después de conocer que en 2008 esta tasa se redujo el 4,9 por ciento, el primer descenso desde 2002.

La secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo, explicó durante su intervención en el Congreso de los Diputados, que pese a la "mala" coyuntura económica internacional y especialmente la que están padeciendo los socios de España en la Unión Europea, la depreciación del euro frente al dólar y la bajada del precio del petróleo favorecerán la evolución del déficit comercial en 2009.

En este sentido, matizó que las previsiones macroeconómicas del Gobierno señalan que la aportación del sector exterior al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) mejorará desde los 1,1 puntos del año pasado a los 1,6 puntos en 2009.

Según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el citado déficit comercial, que se redujo en 2008, fue resultado de unas exportaciones por valor de 188.184,4 millones de euros, el 3,7 por ciento más que un año antes, y de unas importaciones de 282.251,3 millones de euros, el 0,6 por ciento más.

Iranzo explicó que esta corrección en el déficit comercial ha permitido que el porcentaje que representa el citado índice sobre el Producto Interior Bruto (PIB) haya pasado del 9,5 por ciento en 2007 al 8,6 por ciento en 2008.

Además, calificó de "positivo" el incremento del 3,7 por ciento, que sufrieron las exportaciones españolas en 2008 teniendo en cuenta la "grave situación económica" y la competencia de determinadas economías emergentes como China.

Durante el año pasado, el sector exportador más dinámico fue el de los productos energéticos (que representa el 6,4 por ciento del total) con un incremento en sus ventas del 43,6 por ciento.

Destacaron los alzas de las exportaciones de los alimentos (14,2 por ciento del total) y de los productos químicos (13,4 por ciento del total), con el 7,8 por ciento y del 6,4 por ciento, respectivamente.

Por el contrario, las ventas en el exterior de los bienes de equipo, el sector principal exportador en 2008 con una cuota del 20,6 por ciento, se redujeron el 1 por ciento.

En cuanto a las importaciones, las compras de productos energéticos (20 por ciento del total) aumentaron el 36 por ciento, las de petróleo y derivados el 32,5 por ciento y las de gas el 48,4 por ciento.

Registraron tasas positivas en 2008 las importaciones de los productos químicos (12,5 por ciento del total) el 7,6 por ciento y las de los alimentos (9,2 por ciento del total), el 6,9 por ciento.

En el lado contrario se encontraron las importaciones de bienes de equipo, el principal sector en 2008, que disminuyeron el 5,2 por ciento respecto a 2007, al igual que las compras al exterior de productos del sector del automóvil, que se redujeron el 19,8 por ciento.

Por zonas geográficas, las exportaciones dirigidas a la Unión Europea aumentaron el 1,9 por ciento el año pasado y las ventas a países de la zona euro el 1,5 por ciento.

Las ventas a los países no pertenecientes a la UE crecieron el 7,9 por ciento y las dirigidas a destinos europeos no comunitarios lo hicieron el 8,4 por ciento.

También se incrementaron las exportaciones a África el 22,9 por ciento (con alzas del 57,9 por ciento para Argelia y del 12,3 por ciento para Marruecos) y el 8 por ciento las dirigidas a Asia.

Iranzo explicó que estos datos muestran un proceso de "mayor diversificación" geográfica de las exportaciones españolas, ya que cada vez están "más presentes en las zonas más dinámicas del comercio mundial y con mayor potencial de crecimiento".