El superávit fiscal brasileño cayó un 66,3% en los dos primeros meses de 2009

  • Río de Janeiro, 31 mar (EFE).- El superávit primario de las cuentas públicas brasileñas cayó un 66,3 por ciento en el primer bimestre de 2009 frente al mismo período de 2008 como consecuencia principalmente de la crisis global, informó hoy el Banco Central.

El superávit fiscal brasileño cayó un 66,3% en los dos primeros meses de 2009

El superávit fiscal brasileño cayó un 66,3% en los dos primeros meses de 2009

Río de Janeiro, 31 mar (EFE).- El superávit primario de las cuentas públicas brasileñas cayó un 66,3 por ciento en el primer bimestre de 2009 frente al mismo período de 2008 como consecuencia principalmente de la crisis global, informó hoy el Banco Central.

Los ingresos del Estado brasileño en los dos primeros meses del año superaron los gastos en 9.295 millones de reales (unos 4.039,1 millones de dólares), casi una tercera parte del superávit fiscal por 27.620 millones de reales (unos 12.008 millones de dólares) que el país obtuvo en el primer bimestre del año pasado.

El superávit primario es la diferencia entre los ingresos y los gastos de todo el sector público brasileño, incluyendo el Gobierno central, los regionales y municipales, así como las empresas estatales sin tener en cuenta los recursos destinados al pago de intereses de deuda.

El Gobierno brasileño ha mantenido en los últimos años una política fiscal restrictiva destinada a generar un elevado ahorro para garantizar el pago de sus obligaciones.

La meta del Gobierno para 2009 es cerrar el año con un superávit fiscal primario equivalente al 3,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

La caída de ese ahorro este año puso en riesgo la meta fiscal debido a que mientras que el superávit de los dos primeros meses de 2008 equivalía al 6,21 por ciento del PIB, el superávit en el primer bimestre de este año apenas corresponde al 2 por ciento del PIB.

Los voceros del Banco Central atribuyeron la fuerte caída del superávit fiscal a los efectos de la crisis global sobre la economía brasileña, ya que, además de reducir la actividad económica, el Estado sufrió con una caída de sus ingresos fiscales.

El organismo emisor informó igualmente de que el déficit nominal de las cuentas públicas brasileñas, es decir el saldo ya teniendo en cuenta lo destinado al pago de intereses de deudas, aumentó un 1.519 por ciento en el primer bimestre frente al mismo período de 2008.

Los gastos en los dos primeros meses del año incluyendo el pago de intereses superaron los ingresos públicos en 15.320 millones de reales (unos 6.660,9 millones de dólares), lo que equivale al 3,3 por ciento del PIB.

En el primer bimestre del año pasado ese déficit había sido de 946 millones de reales (unos 411,3 millones de dólares), equivalente al 0,21 por ciento del PIB.

En cuanto a la deuda líquida del sector público, el organismo informó de que aumentó en febrero hasta 1,091 billones de reales (unos 473.913 millones de dólares), equivalente al 37,0 por ciento del PIB.

En enero la deuda correspondía al 36,9 por ciento del PIB.

El superávit primario en febrero fue de 4.107 millones de reales (unos 1.785,6 millones de dólares), valor en un 54 por ciento inferior al del mismo mes del año pasado y el peor resultado para este periodo desde 2005.

Esa reducción obedeció a que las cuentas del Gobierno central de Brasil, sin incluir gobiernos regionales ni estatales, registraron en febrero un déficit primario de 926 millones de reales (unos 402,6 millones de dólares), el primer resultado negativo para este lapso desde que el indicador comenzó a ser medido en 1997.

Según el secretario del Tesoro Nacional, Arno Augustin, el déficit fue consecuencia del fuerte aumento de los gastos del Gobierno en los primeros meses del año con sus medidas para hacer frente a la crisis global.

"En este momento de crisis no es negativo aumentar los gastos. Algunos de los gastos son mayores porque forman parte de nuestra programación para reducir el impacto de la crisis", dijo.