La brasileña Sadía registró en 2008 su primer perjuicio como consecuencia de la crisis

  • Sao Paulo, 27 mar (EFE).- La fabricante de alimentos cárnicos Sadía, una de las más grandes de Brasil, registró en 2008 su primer perjuicio en el balance corporativo en 64 años de historia, con un saldo negativo de 2.550 millones de reales (unos 1.112 millones de dólares) como consecuencia de la crisis mundial.

La brasileña Sadía registró en 2008 su primer perjuicio como consecuencia de la crisis

La brasileña Sadía registró en 2008 su primer perjuicio como consecuencia de la crisis

Sao Paulo, 27 mar (EFE).- La fabricante de alimentos cárnicos Sadía, una de las más grandes de Brasil, registró en 2008 su primer perjuicio en el balance corporativo en 64 años de historia, con un saldo negativo de 2.550 millones de reales (unos 1.112 millones de dólares) como consecuencia de la crisis mundial.

Las pérdidas por los "derivados tóxicos", después de realizar en octubre -antes del agravamiento de la crisis- operaciones en el mercado de futuros que apostaban por un cambio con el real fuerte, alcanzó los 2.484 millones de reales (unos 1.083 millones de dólares), casi la totalidad del beneficio neto negativo.

En el cuarto trimestre el saldo negativo fue de 2.042 millones de reales (unos 890,5 millones de dólares).

Con el colapso por las operaciones erróneas en el mercado de futuros varios ejecutivos debieron dejar sus cargos y el ex ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior Luiz Fernando Furlán asumió la dirección de la compañía, que se especula se puede fusionar con su competidora Perdigao.

Las inversiones en 2008 también registraron un récord para la empresa, con 1.800 millones de reales (unos 784,9 millones de dólares) destinados en su mayoría a expandir su capacidad productiva.

La facturación, por su parte, avanzó el 18 por ciento con respecto a 2007, hasta los 3.519 millones de reales (unos 1.534 millones de dólares) y el Ebitda (lucro antes de impuestos, intereses, amortizaciones y depreciaciones) cayó el 21,7 por ciento, hasta los 343 millones de reales (unos 149,5 millones de dólares).