Primer déficit comercial para Japón en casi tres décadas

  • Tokio, 22 abr (EFE).- Japón registró en el ejercicio fiscal 2008 su primer déficit comercial en 28 años, si bien en marzo el ritmo de retroceso de las exportaciones, del 45,6 por ciento, fue algo menor que el récord mínimo marcado en febrero.

Tokio, 22 abr (EFE).- Japón registró en el ejercicio fiscal 2008 su primer déficit comercial en 28 años, si bien en marzo el ritmo de retroceso de las exportaciones, del 45,6 por ciento, fue algo menor que el récord mínimo marcado en febrero.

Desde abril de 2008 a marzo de 2009, el año fiscal que sirve como referencia en Japón, la balanza comercial de la segunda economía del mundo tuvo un déficit de 7.346 millones de dólares, a consecuencia de la caída récord de sus exportaciones anuales del 16,4 por ciento.

Ha sido el primer descenso en siete años de las exportaciones de Japón durante un año fiscal, hasta los 720.577 millones de dólares, y también de las importaciones, del 4,1 por ciento, hasta los 727.970 millones de dólares, informó hoy el Ministerio de Finanzas.

El déficit, que cambia la tradicional tendencia al superávit comercial de Japón, es resultado sobre todo del fuerte descenso de sus exportaciones a causa de la caída de la demanda internacional, que ha empujado a la segunda economía del mundo a su peor crisis desde el final de la II Guerra Mundial.

Este es el peor resultado comercial para Japón desde 1980, después de la segunda crisis del petróleo.

Las exportaciones de Japón a su principal mercado, Estados Unidos, bajaron el 27,2 por ciento en el ejercicio fiscal 2008, mientras las ventas a la Unión Europea (UE) retrocedieron casi un 40 por ciento en el año fiscal que concluyó el 31 de marzo.

Con América Latina, sin embargo, la balanza comercial de Japón supuso apenas una caída del 2,2 por ciento, debido a que con Brasil su superávit anual creció el 75 por ciento, lo que contrarrestó los descensos del 22,7 por ciento con México y del 36,3 con Chile.

El déficit comercial anual de Japón responde a los aumentos de precio del petróleo y otras materias primas en el primer semestre, que afectó a las importaciones, mientras en la segunda mitad del año el impacto de la crisis fue brutal sobre las exportaciones, algo especialmente evidente en Asia.

Con China, su segundo socio tras Estados Unidos, Japón incrementó en un 13 por ciento su déficit comercial por primera vez en tres años, lo mismo que ocurrió con el resto de Asia, aunque ahí el retroceso fue más acusado, del 35 por ciento.

No obstante, los analistas veían hoy indicios para el optimismo en los resultados de marzo: segundo superávit consecutivo en la balanza comercial de Japón, uno de los países más afectados por la recesión en todo el mundo según los datos macroeconómicos.

El superávit fue de 111 millones de dólares, un retroceso del 99 por ciento frente al registrado en ese mes de 2008, pero las exportaciones disminuyeron el 45,6 por ciento, por debajo del 49,4 por ciento de caída en febrero, su tercer récord mínimo consecutivo.

Fue especialmente significativo el dato de las ventas de bienes japoneses a China, que descendió el 31,5 por ciento en marzo, menos que el casi 40 por ciento de caída en febrero y del 45 por ciento de retroceso de enero.

Japón es un país eminentemente exportador y el descenso de las ventas en el exterior de productos clave como sus vehículos y artículos electrónicos por el parón de la demanda desde que se profundizó la crisis, en septiembre, le ha dado un golpe mortal a su economía.

En el último trimestre de 2008, el Producto Interior Bruto (PIB) nipón se contrajo un récord del 12,1 por ciento con respecto al mismo período del año anterior y los expertos esperan que entre enero y marzo de este año el descenso sea también de dos dígitos, aunque previsiblemente algo menor.