Economía.- (AMP).- El Gobierno concede un aval del Tesoro al Banco de España para que inyecte hasta 9.000 millones en CCM

Lanza un mensaje de tranquilidad a ahorradores y clientes de la caja y afirma que es una "situación aislada", aunque ninguna es "inmune" MADRID, 29 (EUROPA PRESS) El Gobierno aprobó hoy un real decreto ley por el que se autoriza concesión de un aval del Tesoro a la financiación que otorgue el Banco de España, por un importe máximo de 9.000 millones, a favor de Caja Castilla-La Mancha, que atraviesa graves problemas de liquidez. En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario convocado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega afirmó que se ha adoptado esta decisión después de que el Banco de España constatara la necesidad de financiar "de forma extraordinaria" a CCM "para que pueda superar sus necesidades transitorias de liquidez y pueda hacer cumplimiento a sus obligaciones frente a depositantes y acreedores". Asimismo, el Gobierno ha acordado la sustitución del consejo de administración de CCM, encabezado por su presidente, Juan Pedro Hernández-Moltó, por tres administradores pertenecientes al Banco de España, que actuarán de forma mancomunada. Tras indicar que se ha informado de esta medida a todos los grupos parlamentarios --que han mostrado su "disposición a colaborar" en el trámite parlamentario para sacar adelante el decreto-ley, en palabras de Solbes--, la vicepresidenta De la Vega aprovechó para enviar un "mensaje de tranquilidad" a los ciudadanos, especialmente a los que tienen sus ahorros en CCM, ya sean pequeños ahorradores, empresas o acreedores, porque con esta decisión "se garantizan sus ahorros y depósitos", y dejó claro que la CCM "cumplirá con todas sus obligaciones". Por su parte, el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, subrayó que CCM es "una entidad solvente" que "no tiene ningún agujero financiero", sino un problema de liquidez que sólo se puede paliar mediante financiación. "La entidad va a cumplir todas sus obligaciones con depositantes y acreedores", enfatizó. Asimismo, hizo hincapié en que la caja tiene un patrimonio neto positivo. "No estamos inyectando capital público. Estamos realizando una aportación de liquidez pública para sanear la caja y que pueda seguir operando con normalidad", afirmó. Solbes dejó claro que no hay ninguna otra entidad en estas circunstancias ("yo estoy tranquilo con las cajas", dijo) pero reconoció que "si seguimos teniendo problemas de liquidez, nadie es inmune a largo plazo". "El sistema financiero español sigue siendo sólido a día de hoy", reiteró Solbes, quien calificó la intervención en la CCM como un "hecho aislado y poco significativo" ya que, añadió, la caja castellano-manchega "representa algo menos del 1% de los activos del sistema financiero español". "No comparemos el peso que tiene CCM con la situación de 1993, que afectó a un banco muy importante para el país", insistió en referencia a la intervención de Banesto. El vicepresidente económico subrayó que la decisión adoptada responde a la labor de supervisión del Banco de España, que llevaba "varios meses" intentando buscar una solución a los "problemas de liquidez" de CCM. Como las negociaciones para la fusión con Unicaja fueron "desgraciadamente infructuosas", Solbes explicó que el organismo presidido por Fernández Ordóñez había propuesto, con el respaldo del Gobierno, que se concediera el aval de 9.000 millones como "solución alternativa". "CIFRA MAXIMALISTA" En todo caso, Solbes precisó que los 9.000 millones es una "cifra maximalista" que el Ejecutivo "espera no utilizar", ya que la horquilla que bajara el Banco de España sería de entre 2.000 y 3.000 millones. Solbes explicó que los Presupuestos Generales del Estado tienen una partida de 100.000 millones para avalar a las entidades financieras. Solbes defendió el trabajo realizado hasta ahora por los gestores públicos al frente de CCM. "Los gestores deben ahora clarificar las cuentas, pero yo no creo que haya que hacer nada más", especificó el vicepresidente, antes de justificar el aval del Tesoro en que "algunas inversiones se han convertido en algo más gravosas que lo que se había pensado en un principio". Asimismo, rechazó que el erario público se beneficie de los avales concedidos a las entidades, ya que el interés del Ejecutivo es "beneficiar a las entidades financieras y, si es posible, que cueste cero a los contribuyentes". "Esta posibilidad de liquidez lo que va a dar es confianza y va a mejorar la liquidez de la caja por sí misma", confió Solbes. Esa misma confianza fue también la que motivó que la decisión de intervenir la CCM se realizara un domingo, cuando los mercados permanecen cerrados y para evitar que los "rumores" perjudiquen a los valores que cotizan en bolsa. Finalmente, Solbes dijo que estaba "absolutamente" seguro de que todos los clientes podrán desde mañana "retirar" su dinero o "abrir una cuenta bancaria" en CCM.