Economía/CCM.- ERC pide que Solbes, Vegara y Fernández Ordóñez informen al Congreso de la intervención

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) El portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso, Joan Ridao, quiere que el vicepresidente económico, Pedro Solbes; el secretario de Estado de Economía, David Vegara, y el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, expliquen en sede parlamentaria la intervención de Caja Castilla-La Mancha (CCM) y de la medidas que está desarrollando el Gobierno para garantizar la supervivencia de todas la entidades financieras. Para Ridao, la intervención de la entidad castellano-manchega supone "el primer naufragio" del sistema financiero español en plena crisis, por lo que, a su juicio, a partir de ahora el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "no podrá presumir de tener el sistema financiero más saludable y sólido del mundo" y jactarse de que España es "un oasis en medio del desierto, donde no es necesario acudir al rescate de ninguna entidad". En este contexto, el independentista catalán justifica la solicitud de comparencia en el Congreso de Vegara en la necesidad de que informe de la evolución del Fondo de Adquisición de Activos y del Fondo de Capitalización de Entidades Financieras, impulsado para mejorar la posición financiera de las entidades. INTERVENCIONES PREVENTIVAS Por su parte, Ridao pretende que la presencia de Fernández Ordóñez en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso sirva para que dé cuenta de las previsiones del Banco de España en relación a las posibles intervenciones preventivas de entidades financieras que hayan superado el 4 por ciento de la tasa de morosidad o estén a punto de hacerlo, y el 7 por ciento de los recursos propios sobre el riesgo. En su opinión, se hacen necesarias medidas "mucho más enérgicas" para restituir la confianza y "garantizar la solvencia", abordando "de forma valiente" la recapitalización de algunas entidades a través de "un mayor control y supervisión", empezando a liquidar activos tóxicos e implementando medidas como una posible "banca mala" que pueda "asumir los activos indeseables".