Economía/Finanzas.- El supervisor bancario de EEUU amonesta a un pequeño banco regional por ser demasiado prudente

BOSTON (ESTADOS UNIDOS), 20 (EUROPA PRESS) La Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDIC) amonestó al banco regional East Bridgewater Savings Bank, al que otorga una calificación de 'necesita mejorar', al considerar que la pequeña entidad de Massachusetts podría hacer mucho más en materia de concesión de préstamos de acuerdo con los indicadores medios de los bancos de similar tamaño. En concreto, el East Bridgewater Savings Bank cuenta con un ratio LTV (préstamo en proporción al valor) del 27,6%, frente al 90% de media entre las entidades de similar tamaño. De este modo, el supervisor bancario estadounidense consideró que la entidad "necesita mejorar", al determinar que "no existen impedimentos financieros o legales que limiten la capacidad del banco para ayudar a hacer frente a las necesidades de crédito en su área". Asimismo, los examinadores del FDIC amonestaron también a la entidad, que ofrece hipotecas a tipo fijo, por no publicitar suficientemente sus productos de crédito y no contar con una página web. En este sentido, el consejero delegado de la entidad, Joseph A. Petrucelli, de 62 años y que dirige East Bridgewater Savings Bank desde 1992, reconoció al diario Boston Business Journal que en la entidad tienen "cierta paranoia respecto a la calidad de los créditos". East Bridgewater Savings concluyó 2008 con activos por valor de 135 millones de dólares (99,5 millones de euros) y depósitos por importe de 84 millones de dólares (62 millones de euros). De hecho, el ratio de solvencia de la entidad alcanzó el 31,6%, casi el triple que la mayoría de sus competidores. "Queremos hacer préstamos, pero también queremos evitar el próximo estallido", señaló Petrucelli, quien reconoció que durante los últimos años de rápido crecimiento del crédito experimentados en EEUU otros banqueros criticaron esta manera de actuar al considerar que la entidad desaprovechaba la oportunidad de ganar mucho más dinero. Sin embargo, tras el estallido de la burbuja crediticia y pese a la mala calificación otorgada por el supervisor bancario, el East Bridgewater Savings Bank puede presumir de no contar con préstamos impagados ni ejecuciones hipotecarias y no haber tenido que destinar ni un dólar en 2008 a prevenir potenciales pérdidas de crédito. LA LIQUIDACIÓN DE INDYMAC LE CUESTA 7.875 MILLONES AL FDIC. Por otro lado, en el día de hoy la Corporación Federal de Garantía de Depósitos de EEUU (FDIC) completó la venta del banco IndyMac Federal Bank a OneWest Bank, una nueva entidad formada por el consorcio de fondos de inversión IMB HoldCo, y precisó que las pérdidas totales asumidas en relación con la intervención de IndyMac alcanzaron los 10.700 millones de dólares (7.875 millones de euros) en los ocho meses que ha permanecido bajo control público. De este modo, OneWest asumirá la totalidad de los depósitos de IndyMac Federal, por lo que a partir de hoy las 33 sucursales de la entidad abrirán sus puertas bajo la marca OneWest. IndyMac Federal contaba el pasado 31 de enero con activos valorados en 23.500 millones de dólares (17.330 millones de euros) y depósitos por importe de 6.400 millones de dólares (4.720 millones de euros). "OneWest ha acordado comprar todos los depósitos y alrededor de 20.700 millones de euros (15.273 millones de euros) en activos con un descuento de 4.700 millones de dólares (3.470 millones de euros), mientras que FDIC mantendrá los activos restantes para su posterior venta", señaló la corporación federal.