Economía/Finanzas.- Los bancos europeos deberían imitar el modelo español de provisiones, según Bruselas

BRUSELAS, 25 (EUROPA PRESS) Los bancos europeos deberían imitar el sistema de 'provisiones dinámicas' introducido por el Banco de España para prevenir futuras crisis financieras, según se recoge en el informe para mejorar la supervisión financiera elaborado por un grupo de expertos, dirigido por el ex director del Fondo Monetario Internacional, Jacques de Larosière, por encargo de la Comisión. El sistema de 'provisiones dinámicas' obliga a los bancos a acumular reservas durante los buenos momentos económicos para poder hacer frente a posibles pérdidas en periodos de crisis. Los líderes europeos del G-20 ya pusieron el modelo español como ejemplo en la reunión que celebraron el pasado domingo en Berlín y acordaron proponer en la reunión del G-20 que se celebrará en Londres el 2 de abril que se generalice en todo el mundo. El informe De Larosière subraya que para prevenir futuras crisis es necesario frenar la tendencia de los bancos a aumentar los riesgos en los periodos de alta demanda de créditos y grandes beneficios. "A este respecto, el modelo de provisiones dinámicas introducido por el Banco de España constituye una manera práctica de tratar este problema: acumular colchones contracíclicos, que crecen durante los periodos de crecimiento y pueden reducirse bajo ciertas circunstancias en las recesiones", señalan los expertos, entre los que se encuentra el economista español José Pérez, que ha desarrollado la mayor parte de su carrera en el Banco de España como responsable del área de supervisión bancaria y del servicio de estudios. Este enfoque "reduce el riesgo de quiebra de bancos" y permite poner ciertos límites a la rápida expansión del crédito en los buenos momentos y reduce los peligros de una reacción excesiva en el sentido contrario en un momento de recesión. Las propuestas del informe De Larosière servirán de base al Ejecutivo comunitario para elaborar sus propias iniciativas de reforma del sistema de supervisión europeo. El primer esbozo se presentará el próximo 4 de marzo, según anunció el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso.