Economía/G-20.- Fernández Ordóñez dice que la contribución de España a la cumbre "puede ser muy importante"

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, estimó hoy que la aportación del Gobierno español a la Cumbre de líderes mundiales del G-20, que se celebra desde mañana en Londres, "puede ser muy importante", tanto en la reforma del sistema financiero mundial como en los acuerdos que se puedan derivar del Fondo de Estabilidad Financiera. "Me da vergüenza decirlo, pero el ejemplo de España es extraordinario", dijo Fernández Ordóñez, en referencia al campo de la regulación financiera internacional, tras recordar que el instituto emisor español es un "líder reconocido" en cuanto a fórmulas para evitar la agudización de los ciclos económicos. El gobernador, que participaba en el 'Foro Cinco Días', se refirió en concreto a las provisiones que el organismo regulador de los mercados exige a los bancos en los periodos de bonanza con el fin de afrontar mejor los momentos difíciles, así como a los sistemas de supervisión que lleva a cabo. En su opinión, "habrá un gran acuerdo" en cuanto a la regulación financiera que derivará en una supervisión más estricta, encaminada a evitar el exceso de endeudamiento, que ponga de manifiesto el compromiso de los líderes y banqueros centrales de todo el mundo para evitar que vuelva a producirse una crisis como la actual. A su parecer, la cumbre de Londres no va a sacar a la economía mundial de la crisis, pero de cara a la población significa decir que los países no quieren que pase otra vez esto, por lo que pondrá de manifiesto que los líderes del mundo están dispuestos a cooperar, y eso va ser "un gran paso". Sobre las eventuales diferencias entre Estados Unidos y la UE respecto a las medidas de estímulo fiscal, reconoció que el Gobierno estadounidense es partidario de un mayor gasto para estimular la economía, mientras que la posición europea, reflejada por la canciller alemana, Angela Merkel, apuesta por garantizar la sostenibilidad fiscal a largo plazo. Ante esta dicotomía, el gobernador consideró que una cierta contención en las medidas de gasto puede contribuir a restablecer la confianza de los ciudadanos en la economía, y estimó que España "debe pensar que no hay margen" para muchas actuaciones y "tranquilizar a los agentes" económicos. "Mire usted, como no le demos una idea a los agentes económicos de que esto es transitorio y lo vamos a desmontar", pensarán que "usted me va a subir los impuestos y me va a hundir", dijo. Así , el gobernador ilustraba que "sin idea de una vuelta a la estabilidad fiscal" habrá un deterioro de la confianza, por lo que se mostró a favor de medidas transitorias que rompan los círculos viciosos de la recesión, pero que incluyan fórmulas para garantizar la vuelta a la normalidad.