Economía/Macro.- (Ampli.) Solbes defiende a Fernández Ordóñez y afirma que propuso "lo contrario" a abaratar el despido

La OCDE le reclama "más cintura" para el mercado laboral y Solbes se remite al diálogo social MADRID, 16 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, defendió hoy al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y aseguró que las palabras que éste pronunció la semana pasada "en ningún caso" hacían referencia a pedir el despido libre o abaratarlo, sino "más bien lo contrario". En rueda de prensa junto al secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, Solbes señaló que le "interesó" el discurso que pronunció Fernández Ordóñez la semana pasada en Zaragoza, cuyo contenido, a su juicio, ha sido malinterpretado por los "concisos titulares" de la prensa. "Corresponden poco y no reflejan bien el documento", recalcó Solbes, quien aseguró que el gobernador no entró a valorar esta medida, sino que hizo una serie de propuestas alejadas de "posturas simplistas e integradas en un debate sobre la reforma que, a su juicio, "hay que analizar en profundidad". En cualquier caso, reiteró que la posición del Gobierno "es clara" y consiste en remitir al diálogo social a la hora de afrontar cualquier reforma laboral, buscando el consenso de los agentes sociales. EVIDENCIA ABSOLUTA DE LA OCDE Por su parte, Ángel Gurría defendió la posición de la OCDE, en el sentido de que de que una mayor flexibilidad del mercado laboral favorece las contrataciones. En este sentido, aseguró que los países con "mayor cintura" a la hora de facilitar los despidos a las empresas, son los que menos afectados se han visto por la destrucción de empelo asociada a la actual crisis económica. "Nuestra evidencia es absolutamente objetiva en ese sentido", aseveró Gurría, quien, no obstante, eludió valorar la situación concreta del mercado laboral en España. En respuesta, admitió la "complejidad" del mercado laboral español por sus diferente modelos de contratación frente a los países del entorno, si bien recordó que en épocas de bonanza económica no fue un "obstáculo" para que se generase empleo. Solbes defendió que ha habido un "cambio de circunstancias" y otros factores como el crédito que han influido en la destrucción de empelo y un estrato de empleo de escaso valor añadido, como es el de la construcción, al que se suma la población activa.