El Banco Mundial cree que la economía mundial se contraerá entre un 1 y 2%

  • Roma, 22 mar (EFE).- El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, cree que la economía del planeta se contraerá entre un uno y un dos por ciento como efecto de la crisis económica, cifra que, según él, supera la estimación del 0,7 por ciento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Banco Mundial cree que la economía mundial se contraerá entre un 1 y 2%

El Banco Mundial cree que la economía mundial se contraerá entre un 1 y 2%

Roma, 22 mar (EFE).- El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, cree que la economía del planeta se contraerá entre un uno y un dos por ciento como efecto de la crisis económica, cifra que, según él, supera la estimación del 0,7 por ciento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El Fondo Monetario Internacional prevé una contracción del 0,7 por ciento para la economía global. Nosotros en el Banco Mundial aún no hemos publicado una estimación, pero creo que habrá una reducción entre el uno y el dos por ciento. Son análisis comparables, con métodos distintos", dice Zoellick en una entrevista que publica hoy el diario italiano "Corriere della Sera".

El presidente del BM advierte de que cien millones de personas volverán a la pobreza y la vida de entre doscientos y cuatrocientos mil niños corre peligro por efecto de una crisis económica que, según él, no debe combatirse con proteccionismo.

"Asistimos a episodios que llevan a un repliegue, a políticas aislacionistas, a proteccionismo. Todo eso puede hacer que los problemas económicos sean aún más difíciles de resolver", dice Zoellick.

"En realidad ya hay 47 países que han aprobado medidas de cierre. No siempre violan los acuerdos internacionales, quizá hacen lo que (el primer ministro británico) Gordon Brown llama proteccionismo financiero: un cierto gobierno da una ayuda a los bancos pero les lleva a usar el dinero en el país", añade.

Según el presidente del BM, los planes de relanzamiento de las economías que promueven los gobiernos no sirven de nada sin el saneamiento de los bancos.

"Sin el saneamiento de los bancos, es como una inyección de azúcar en la sangre -apunta-. Durante un poco de tiempo activa el sistema, pero si el crédito permanece congelado pierde el efecto multiplicador. El sistema financiero es la sangre de una economía moderna y hasta que no consiga hacerla circular, no habrá vida".

"Si la deuda pública es elevada, ampliar el gasto puede ser contraproducente", agrega.

Sobre la posibilidad de que se produzca un terremoto financiero en la Europa oriental como consecuencia de la crisis, el presidente del BM cree que cada país es distinto y que hay algunos como República Checa, Eslovenia y Eslovaquia que están mejor situados que otros ante la actual coyuntura.

"La historia demuestra que Europa resiste o cae toda en conjunto. Veremos cuántos recursos harán falta, por ahora veo que ha habido un aumento sustancial por parte de la Unión Europea (UE). Un punto clave sobre el que trabajamos es el apoyo al sector bancario", afirma Zoellick.

"En seis países de la Europa centro-oriental operan doce grandes bancos: italianos, alemanes, austríacos, franceses y suecos. Todos tienen un papel decisivo", comenta.