El gobernador del Banco de España aconseja a la banca diversificar y reestructurarse ante la crisis

  • Madrid, 21 abr (EFE).- El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aconsejó hoy a la banca que busque diversificar su actividad, reduzca costes de explotación y no descarte las reestructuraciones en el actual contexto de crisis.

Madrid, 21 abr (EFE).- El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aconsejó hoy a la banca que busque diversificar su actividad, reduzca costes de explotación y no descarte las reestructuraciones en el actual contexto de crisis.

Durante el Encuentro del Sector Financiero organizado por ABC y Deloitte, Fernández Ordóñez advirtió de que la morosidad seguirá aumentando en el corto plazo, por lo que las entidades tendrán que seguir esforzándose en la dotación de provisiones, aunque admitió que la bajada de los tipos de interés va a suponer un alivio para las familias y las empresas.

El gobernador pidió a los bancos y cajas que eviten imponer reglas "indiscriminadas" entre clientes a la hora de conceder financiación, si bien les instó a seleccionar los créditos con "mayor cautela" y a diferenciar apropiadamente los tipos de interés que aplican a cada uno de ellos.

Fernández Ordóñez advirtió de que la actividad bancaria seguirá desacelerándose y puede incluso caer y, por eso, reclamó que las entidades reduzcan sus costes de explotación, y, en concreto, recomendó la reducción del número de oficinas bancarias, así como favorecer a las que sean más productivas.

El gobernador dejó claro, no obstante, que una adecuada gestión de los costes "puede no ser suficiente" para que las entidades españolas solucionen sus problemas y se mostró convencido de que bancos y cajas no van a descartar procesos de reestructuración que permitan ajustar su tamaño, como ha ocurrido en el pasado.

En definitiva, Ordóñez recordó que la complejidad de la crisis y el debilitamiento "sincronizado" que ha experimentado la economía real en numerosos países sitúa a los sistemas bancarios en una situación "compleja y excepcional".

Y, por este motivo, la adopción decidida de medidas que permitan superar la crisis no es sólo responsabilidad de las autoridades, dijo, sino que también es tarea "de los responsables de diseñar y gestionar los modelos de negocio de las entidades de crédito".

De momento, las medidas adoptadas hasta ahora tanto por los gobiernos como por los bancos centrales, afirmó Ordóñez, han permitido evitar el "colapso total del sistema financiero" y han contribuido a que algunos mercados hayan dado síntomas de una ligera mejoría en comparación con septiembre de 2008, como los mercados monetarios.

Sin embargo, algunos mercados, como los de titulización y emisión de cédulas hipotecarias permanecen cerrados, explicó.

Ante la escasez de liquidez, destacó las medidas puestas en marcha por el Gobierno y el BCE, así como la capacidad de las entidades para captar depósitos de la clientela, aunque advirtió de que estos últimos "no pueden seguir creciendo a tasas superiores al 20%", por lo que "es previsible" que se agote esta fuente de financiación.

En el escenario internacional, Ordóñez no descartó que sigan aflorando en las cuentas de algunas entidades pérdidas relacionadas con "productos estructurados complejos", lo que no ayuda a resolver el clima de desconfianza e incertidumbre existente.

"Nos encontramos ante una recesión muy severa de alcance mundial, a la que ni el área del euro ni la economía española son ajenas", dijo, antes de expresar su esperanza en que la recuperación empiece a atisbarse en algún momento de 2010.

Por último, Ordóñez pidió a las entidades españolas -que hasta ahora han sorteado las dificultades mejor que las de otros países por su modelo minorista- que reaccionen de forma "activa" para adaptarlo a las nuevas necesidades del sector bancario, tanto en España como en el escenario internacional, buscando formas de mejorar sus resultados.