El Gobierno de EEUU revelará el estado de los grandes bancos del país para restaurar la confianza

La decisión de Goldman Sachs de devolver las ayudas añade presión a otras entidades

NUEVA YORK, 15 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de EEUU planea hacer públicas las condiciones de los 19 grandes bancos del país que han sido sometidos a 'pruebas de tensión' con el objetivo de restaurar la confianza en el sistema financiero estadounidense sin intranquilizar a los inversores, según informa el diario 'The New York Times', que cita como fuentes a altos funcionarios de la Administración.

De hecho, el periódico apunta que la Casa Blanca ha decidido revelar algunos "detalles delicados" en relación con las pruebas de tensión a las que se han sometido las entidades y que acaban de ser finalizadas, al determinar que mantener sus resultados en secreto podría ser contraproducente, ya que podría provocar que la conducta de los inversores se viera afectada por la rumorología.

"Aunque se espera que todos los bancos superen las pruebas, se prevé que unas entidades sean calificadas mejor que otras", señalaron los funcionarios, que no aclararon cuanta información será puesta al alcance de la opinión pública respecto a la fortaleza de los bancos examinados.

En este sentido, el informar de qué bancos podrían resultar más vulnerables podría acarrear algunos riesgos que la Administración Obama pretende evitar, puesto que habitualmente no se suele proporcionar información sobre los resultados de estas pruebas.

Sin embargo, las precauciones del Gobierno se han podido ver afectadas por el anuncio realizado ayer por Goldman Sachs, que anunció su intención de devolver las ayudas del Tesoro de manera inminente, lo que a su vez podría 'retratar' como más vulnerables a aquellos otros bancos que no sean capaces de devolver los fondos públicos.

A este respecto, el 'NY Times' señala que la decisión de Goldman Sachs añade presión a la Administración, que aún debe decidir qué condiciones aplicará a las entidades que decidan devolver los fondos y si permitirá a estos bancos beneficiarse de subsidios indirectos a través del plan de garantías de deuda del Gobierno Federal a través de la Agencia Federal de Garantía de Depósitos (FDIC).

"El propósito de este programa es prevenir el pánico, no causarlo", señala un alto funcionario implicado en el proceso de examen, quien apunta que "cada vez está más claro que tanto los bancos como nosotros deberemos explicar claramente en qué parte del espectro se sitúa cada entidad".

ESTIMACIONES DE PÉRDIDAS.

Asimismo, otros funcionarios señalan que probablemente se animará a las entidades a revelar un abanico de información, entre la que se podría incluir las estimaciones de pérdidas que cada banco podría sufrir bajo los diferentes escenarios de 'stress' contemplados en el examen.

Por su parte, la portavoz del Tesoro, Stephanie Cutter, afirma que "las valoraciones todavía no han concluido. Cuando lo hayan hecho trabajaremos junto a las entidades a la hora de valorar la cantidad y oportunidad de los datos que serán revelados de cara a minimizar la incertidumbre en los mercados".

En las últimas semanas, además de Goldman Sachs, varias entidades de EEUU, como Bank of America, JP Morgan, Citigroup o Wells Fargo, han salido a la palestra para anunciar previsiones optimistas de cara a sus resultados del primer trimestre, en un movimiento que podría intentar contrarrestar las informaciones que pudieran ser publicadas en referencia a las priebas de tensión realizadas.