El PP arremete contra Ordóñez por lanzar ahora mensajes que suponen "más amenaza" para los trabajadores

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, arremetió hoy contra el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, por lanzar "mensajes que suponen más amenaza" para los trabajadores y aseguró que ahora "su crédito es muy reducido" tras haber sido incapaz de "anticipar" los acontecimientos que han conducido a la actual recesión económica. Fernández Ordóñez, señaló ayer que las "numerosas ineficiencias" en el sistema laboral español determinan su "rotundo fracaso" en el objetivo de reducir el desempleo, y aludió a que el hecho de que los costes del despido descansan a cargo exclusivamente del sector privado, desanima la creación de empresas y la contratación en general. En rueda de prensa en el Congreso, Montoro censuró que Fernández Ordóñez lance propuestas "cuasi alarmistas" ahora que España se encuentra "en mitad del incendio" de la recesión cuando la responsabilidad del Banco de España era haber anticipado los acontecimientos y plantear entonces reformas "razonables y sensatas" para mejorar las relaciones laborales "con acuerdo de los agentes sociales". DESCONFIANZA HACIA LOS BANCOS "Se trata del mejor observatorio económico de España y el silencio que ha tenido hoy lo vemos en forma de recesión y el vendaval de destrucción de empleo", aseveró el dirigente 'popular', quien reprochó al gobernador que presente recetas que puedan generar "más perdida de confianza aún". Asimismo, censuró las declaraciones de presidente del supervisor que, a su juicio, apuntan a que el Banco de España está preparando "formas de intervención" en el sistema financiero, y exigió a Ordóñez que diga "a quién" está preparando en lugar de lanzar insinuaciones que generan desconfianza. "Algo está pasando y no se nos está diciendo", zanjó. NO PIDE ABARATAR EL DESPIDO Montoro señaló que el PP presentó en su campaña electoral una "reforma laboral" que llevará a un nuevo tipo de contrato, auspiciado por los agentes sociales, con carácter bonificado en cuotas a la Seguridad Social, y también fiscalmente. "Si se nos hubiera hecho caso no habría tenido lugar esta destrucción de empleo", incidió. "Estamos trabajando en eso desde el primer momento, desde antes de conocer formalmente la gravedad de la recesión y el vendaval de destrucción de empleo", remarcó Montoro, quien desvinculó las propuestas populares de las que hacen otros para abaratar el despido. Por último Montoro valoró "en términos positivos" que Fernández Ordóñez admita que el impacto de la crisis se ceba en el empleo y no deriva sólo de la construcción, "superando" la tesis defendida por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. "Es la crisis del sistema productivo que cuando cae se lleva por delante millones de empleos", concluyó.