Fernández Ordóñez considera urgentes las reformas estructurales

Fernández Ordóñez considera urgentes las reformas estructurales

Fernández Ordóñez considera urgentes las reformas estructurales

MADRID (Reuters) - España debe adoptar reformas estructurales urgentemente, incluyendo unas negociaciones colectivas más flexibles, para frenar las crecientes tasas de paro, dijo el consejero del Banco Central Europeo, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

El paro en España, en torno al 15 por ciento, podría alcanzar unos niveles muy preocupantes sin unas medidas adicionales y la economía no volverá a sus anteriores tasas de crecimiento sin unas importantes reformas, expresó el gobernador del Banco de España en un discurso.

España debe diseñar una estrategia para volver al equilibrio fiscal, agregó.

"La situación presupuestaria se está deteriorando notablemente bajo la presión del aumento de las prestaciones sociales y los efectos contractivos sobre los ingresos...si no se detiene, pesará de manera negativa sobre nuestra capacidad para remontar la crisis."

Fernández Ordóñez dijo además que podría ser necesario reestructurar algunos pequeños y medianos bancos si persiste la crisis.

De esa manera, el número de bancos españoles podría verse reducido.

"Es evidente -- como demuestra el caso de CCM -- que si la crisis internacional se prolonga, seguramente podría ser necesario reestructurar algunas entidades de pequeño y mediano tamaño", dijo. "Y dada la magnitud e intensidad de la presente crisis financiera mundial deberíamos prepararnos para emplear más recursos públicos que en ocasiones anteriores."

"El objetivo último de la reestructuración del sistema financiero español debería ser mejorar la solvencia de las entidades resultantes, cuyo número se reducirá muy probablemente como consecuencia del descenso del volumen de negocio en los próximos años."

El domingo, el gobierno anunció la primera intervención en una entidad financiera española desde el comienzo de la crisis crediticia global.

El sistema económico español no afronta riesgos sistémicos, pero no es inmune a la crisis financiera global, señaló el consejero.

España seguirá buscando soluciones privadas para los bancos a pesar de fracasar el intento de fusión entre Caja Castilla la Mancha y Unicaja.

Es necesario reforzar los planes de contingencia para las intervenciones en los bancos, expresó, y opinó que el Banco de España no debería necesitar la aprobación del gobierno cada vez que necesite intervenir.

No obstante, España debe usar todas las medidas posibles antes de inyectar dinero público, destacó Fernández Ordóñez.