Jefes de bancos centrales ven mejora en economía global

BASILEA (Reuters) - La economía global está a punto de dar un giro y algunos países ya están viendo señales de crecimiento, por lo que los bancos centrales deben tener listas estrategias de salida que eviten los riesgos de inflación, dijeron los responsables de los principales bancos centrales.

Después de presidir unas reuniones regulares sobre la economía global, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, advirtió el lunes también de que los bancos centrales deben permanecer en alerta ante una continuación de la corrección de los desequilibrios globales.

Señaló que aún persiste la incertidumbre en torno a la economía mundial, que experimenta la peor recesión en toda la era de la posguerra.

"La economía global está en torno a un punto de inflexión y algunos ya lo han pasado", dijo Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), durante una sesión informativa.

"Es absolutamente vital tener conciencia de (...) las estrategias de salida o del camino hacia un modo de sostenibilidad (...) debemos estar seguros de que a medio y largo plazo cumplamos con la estabilidad de precios. Es por esto que todos los bancos centrales han insistido en la necesidad de una estrategia de salida".

Los principales bancos centrales del mundo han rebajado los tipos de interés a mínimos récord y han emprendido medidas de flexibilización no convencional, mientras que los Gobiernos han aplicado una serie de estímulos fiscales para combatir la desaceleración.

Trichet dijo que los bancos centrales deberían mantener las medidas extraordinarias de flexibilización todo el tiempo que sea necesario, mientras que al mismo tiempo evitan los riesgos de inflación a medio plazo.

"Deberían hacer ambas cosas. Los bancos centrales deberían hacer lo que es apropiado, teniendo en cuenta las circunstancias y sin obstaculizar la obligación de medio y largo plazo de seguir siendo un ancla sólido de la estabilidad de precios", dijo.

MEJORA DE MERCADOS

En días recientes, las acciones globales, medidas por el índice MSCI, han llegado al récord de 2009 mientras que los mercados de crédito y el dinero han mejorado gracias a los datos económicos positivos y a los resultados alentadores del primer trimestre de bancos y empresas.

Por ejemplo, el índice de volatilidad, conocido también como el "índice del miedo" en Wall Street, ha caído a sus mínimos desde septiembre pasado, justo después del colapso del banco de inversión Lehman Brothers.

Los tipos de interés interbancarios para el crédito en dólares a tres meses han descendido debajo del uno por ciento por primera vez. Si bien reconoció la mejora de la percepción del riesgo, Trichet instó a que los banqueros centrales sigan en alerta.

En base a "varias primas de riesgo, varios aspectos -por ejemplo, los diferenciales-, podemos caracterizar que volvimos a una situación pre-Lehman. Esto es particularmente cierto cuando uno mira los diferenciales del mercado de dinero", dijo Trichet.

"Debemos seguir en alerta porque todavía tenemos un número elevado de desafíos. No es momento para la complacencia", agregó.

Trichet hizo estos comentarios en el encuentro bimensual de banqueros centrales del Banco de Pagos Internacional (BIS, por sus siglas en inglés) en Basilea, donde participaron responsables del mundo desarrollado y de los países de economías emergentes.

Otros funcionarios de bancos centrales coincidieron con Trichet en que la economía mundial ya habría pasado por lo peor.

Un miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Miguel Angel Fernández Ordóñez (también gobernador del Banco de España), dijo que la economía de la zona euro debería haber pasado por su peor fase en el primer trimestre.

Martín Redrado, el presidente del Banco Central argentino, dijo que las autoridades veían que la situación económica tocaría fondo en el tercer trimestre de este año.

/Por Natsuko Waki y Sven Egenter/