La Casa Blanca revisa al alza su previsión de déficit a 1,35 billones en 2009

Prevé un crecimiento a un tasa anual del 3,5% para final de año pero mantiene la caída del 1,2% del PIB y más desempleo

NUEVA YORK, 11 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero)

La Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca ha revisado al alza su previsión del déficit para este año y para el próximo ejercicio fiscal tras incluir en las cuentas los datos más recientes sobre la recaudación fiscal y los planes de rescates aprobados por el Gobierno para ayudar a sectores como el financiero y el del automóvil, entre otros.

La nueva estimación de la Casa Blanca contempla un déficit de 1,84 billones de dólares (1,35 billones de euros al cambio actual) para el presente ejercicio fiscal frente a los 1,75 billones de dólares de la última previsión de febrero pasado. Y para 2010 el Gobierno prevé un déficit de 1,26 billones de dólares (925.000 millones de euros al cambio actual), frente a 1,17 billones de hace tres meses.

"La Oficina de Presupuesto prevé ahora que el déficit sea 90.000 millones de dólares más alto en el ejercicio fiscal 2009 y también en el de 2010. El déficit proyectado para ambos años, que representarán el 12,9% y el 8,5% del Producto Interior Bruto (PIB), respectivamente, se deben en gran parte a la crisis económica heredada por esta administración", indicó su director, Peter Orszag.

Los cambios en las estimaciones reflejan una revisión al alza a la luz de nueva información relacionada con la recaudación fiscal, que ha caído por culpa de la crisis, y de un mayor esfuerzo financiero para estabilizar algunos sectores vitales para la economía estadounidense, a través del programa de alivio de activos problemáticos (TARP) y de la Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDCI).

El proyecto de presupuestos, que debe ser aprobado en el Capitolio y afronta una férrea oposición de los republicanos, aborda algunos "asuntos clave" como la sanidad, la educación o las energías limpias. "Trabajaremos con el Congreso para encontrar soluciones y volver a situar a nuestro país en el camino de la recuperación, de la disciplina fiscal y de las nuevas bases para el crecimiento", añadió.

En sus últimas previsiones, la oficina de Orszag prevé que la economía estadounidense crezca a final de 2009 a una tasa anual del 3,5% gracias al plan de estímulo de casi 800.000 millones de dólares aprobado por la Administración Obama, un dato que supera con creces los pronósticos realizados por otras instituciones privadas.

Sin embargo, el equipo económico de la Casa Blanca mantiene para este año su previsión de una caída del 1,2% del PIB, una ralentización de la inflación, un aumento de los niveles de desempleo y tipos de interés más bajos que el año anterior. Y en cuanto a vivienda, espera que el sector toque fondo este año y que inicie una "recuperación robusta" a medida que los precios empiezan a estabilizarse.

Por ultimo, considera que gracias a la decisión de la Reserva Federal (Fed) de extender los fondos a los bancos para que obtengan mayor liquidez y a la adquisición de bonos del Tesoro a corto y largo plazo se podrá apuntalar la recuperación ya que el banco central está preparado para reducir los activos de sus balance cuando la economía mejore y la crisis financiera se calme.