Los activos del Centro Bancario de Panamá sumaron 76.250 millones de dólares en 2008

  • Panamá, 17 feb (EFE).- El Centro Bancario Internacional (CBI) de Panamá alcanzó la suma de 76.250 millones de dólares en activos consolidados al cierre de 2008, en el marco de un entorno económico local positivo y un contexto financiero internacional adverso, dijo hoy el Superintendente de Bancos Olegario Barrelier.

Los activos del Centro Bancario de Panamá sumaron 76.250 millones de dólares en 2008

Los activos del Centro Bancario de Panamá sumaron 76.250 millones de dólares en 2008

Panamá, 17 feb (EFE).- El Centro Bancario Internacional (CBI) de Panamá alcanzó la suma de 76.250 millones de dólares en activos consolidados al cierre de 2008, en el marco de un entorno económico local positivo y un contexto financiero internacional adverso, dijo hoy el Superintendente de Bancos Olegario Barrelier.

Barrelier se refirió al asunto en su presentación sobre el "Sistema Bancario de Panamá: Desempeño en 2008 y Retos ante una Nueva Coyuntura Económica", ante representantes de la industria y la prensa.

Destacó que los fundamentos del Sistema Bancario se mantienen estables, con buena liquidez del 62 por ciento, sólida adecuación de capital a 14 por ciento y una calidad de activos satisfactoria.

El crédito interno al sector privado presenta un crecimiento de 14,4 por ciento, igual que los depósitos internos de particulares con 14,9 por ciento.

Las operaciones del CBI arrojan un crecimiento significativo de las utilidades de 18 por ciento con una eficiencia operativa de 47,3 por ciento.

Los indicadores de calidad de crédito, en especial en la cartera de consumo, presentan una inflexión que requiere mayor seguimiento, según el análisis de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

La SBP sostiene que la gestión del riesgo de liquidez debe mantenerse como prioridad, y considera, además, que el contexto financiero externo inestable sugiere estar preparado para diversificar fuentes de financiación.

"Este contexto financiero internacional adverso y el menor crecimiento de la economía local, en especial las exportaciones e inversión directa extranjera, seguirán gravitando en las operaciones bancarias para el 2009", expresó Barrelier.

En este sentido, Barrelier dijo que el Programa de Estímulo Financiero (PEF), creado en enero pasado por el Gobierno Nacional con un fondo por 1.110 millones de dólares para prevenir el impacto de la crisis financiera mundial, "constituye una alternativa para diversificar la oferta de crédito".

Barrelier aclaró que el propósito del PEF, cuyo carácter es de substitución de fondos, "es propiciar que el crédito bancario no constituya un factor adicional de menor crecimiento de la economía".

Sostuvo que "lo sustantivo es que la oferta de crédito bancario no sea un elemento adicional que reduzca el ritmo de actividad económica".

Para su primera fase, el PEF contará con 1.110 millones de dólares provenientes de la Corporación Andina de Fomento (CAF), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del propio Banco Nacional de Panamá (BNP).

Estos recursos estarán disponibles y serán administrados por el BNP mediante un fideicomiso para otorgar créditos a instituciones bancarias y financieras que operan en el país, que a su vez las deberán utilizar para otorgar créditos a sus clientes de acuerdo a sus estándares normales en estas materias.

Barrelier agregó que el marco de regulación y supervisión "seguirá ajustándose para asegurar la estabilidad del Sistema (Bancario), con especial énfasis en la liquidez, adecuación de capital, clasificación de activos y en mitigantes de riesgo".

También dijo que un "gran desafío" en 2009 será la administración del riesgo de crédito en las carteras corporativas (Zona Libre de Colón y construcción) y de consumo personal.