PP preguntará en el Parlamento por el proyecto de adecuación del Banco de España, "con cinco años de retraso"

GRANADA, 23 (EUROPA PRESS) El grupo parlamentario del PP preguntará por escrito en el Parlamento de Andalucía por el presupuesto del proyecto de adecuación del edificio del Banco de España de Granada, que albergará la Escuela de Fiscales, al considerar que han pasado cinco años desde que se anunciara y aún "no se ha hecho nada". Los 'populares' presentarán en el Parlamento andaluz un total de seis preguntas relacionadas con este edificio, tales como cuál es la fecha prevista para inaugurar la nueva Escuela de Fiscales, el programa formativo que desarrollará o el número de alumnos y profesores que prevé acoger. El vicepresidente ejecutivo del PP de Granada, Antonio Ayllón, justificó hoy en rueda de prensa estas preguntas en la falta de concreción de la Junta, puesto que "cada vez que visita Granada la consejera de Justicia, Evangelina Naranjo, nos encontramos con una situación diferente". Por su parte, el portavoz del PP de Granada, Juan García Montero, criticó la tardanza para reformar este inmueble, "un proyecto estrella tal y como ellos lo habían vendido, que parece que iba a ser un ente internacional del estudio de delitos y se ha convertido en poco menos que en unos cuantos despachos para parte de los fiscales del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía". "Ni siquiera van a tener en cuenta la remodelación de todo el edificio, sino sólo de una parte, lo que demuestra que todo es una gran mentira", criticó Montero que dijo no entender cómo puede la Junta "atosigar" al Ayuntamiento con la reforma del centro cultural Manuel de Falla cuando no han sido capaces de presentar el proyecto de reforma del Banco de España. Montero solicitó a la Junta de Andalucía que reconsidere su postura para que "este magnífico edificio en el centro de la ciudad" tenga un uso cultural, de modo que complemente a otras infraestructuras proyectadas como el Centro Lorca, el Espacio Escénico o la biblioteca de Francisco Ayala. Así reiteró la oferta del Ayuntamiento de ceder a la Junta la casa Agreda para que ubique allí la Escuela de Fiscales, de modo que el Banco de España pueda ser usado por el Consistorio como museo de la ciudad, de modo que "la justicia y la cultura puedan darse las manos".