Viñals (FMI) afirma que "queda mucho" para sanear los sistemas financieros

SITGES (BARCELONA), 30 (EUROPA PRESS)

El consejero financiero y director de Asuntos Monetarios y Mercados de Capital del Fondo Monetario Internacional (FMI), José Viñals, afirmó hoy que "queda mucho por hacer para sanear los sistemas financieros" a escala internacional, y que ello es "absolutamente fundamental" para una recuperación duradera y salir de la crisis.

En su intervención en una mesa sobre expectativas de crecimiento en la XXV Reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona), Viñals dijo que se debe evaluar la solidez de los balances de las entidades financieras en cada país y ver qué entidades son viables y cuáles no.

Emplazó a resolver las no viables y ver si las viables necesitan ser recapitalizadas, sujetándolas a procesos de reestructuración, "ausente en demasiados procesos que se han llevado a cabo en los últimos dos años". Añadió que el capital debe venir principalmente del sector privado y en última instancia del sector público, cuando responda al interés general.

Respecto a los 'brotes verdes' que se han empezado a observar, se mostró preocupado por que provoquen "exceso de confianza y complacencia". Por ello, instó a apuntalar estos primeros signos de recuperación con políticas monetarias y presupuestarias que "mantengan un buen tono de la actividad económica sin poner en peligro la sostenibilidad de las cuentas públicas".

Repasó las previsiones del FMI sobre un repunte de la confianza de consumidores y empresas, aunque a niveles todavía "muy deprimidos". Explicó que "las cosas van a ser algo mejor" el resto del año, pero como el primer trimestre ha sido algo peor de lo previsto, se mantiene la previsión de 2009, con una caída del 1,25% de la economía mundial.

Se refirió a una recuperación "no rápida, gradual", a partir de 2010, con un crecimiento del 4% en las economías emergentes y del 0% en las desarrolladas --EEUU, Europa y Japón-- ese año.

Viñals apeló a evitar un proteccionismo financiero porque "agravaría la crisis internacional", y consideró: "Si queremos ir a un nuevo sistema financiero más estable, o lo hacemos ahora o no lo haremos en mucho tiempo", con la consecuencia de crisis en el futuro "tan o más graves que la actual".

Afirmó que cada crisis es diferente de la anterior, pero se pueden "diseñar vacunas para evitar los problemas que hemos visto en el pasado". Aceptó que puede generarse un sistema "menos rentable en el corto plazo, pero más seguro" a largo plazo.

Abogó por evitar la "excesiva prociclicidad" del sistema financiero, con 'booms' de crédito, endeudamiento y precio de los activos en épocas de bonanza, y con restricciones extremas en épocas recesivas. Asimismo, alertó de que no sólo hay entidades "demasiado grandes para quebrar, sino demasiado grandes para salvar".

Frente al escepticismo del catedrático de la universidad de Harvard Dani Rodrik sobre la posibilidad de conseguir un supervisor internacional efectivo, Viñals defendió las iniciativas actuales de creación de organismos reguladores internacionales, así como la colaboración entre los bancos centrales y los organismos supervisores.

El catedrático de emprendeduría y finanzas de la Universidad de Chicago Luigi Zingales compartió con Viñals la necesidad de reparar el sistema financiero y evitar el proteccionismo. También destacó que el mundo avanza hacia el liderazgo multilateral con nuevas potencias y que se debe restaurar la confianza en los mercados para salir de la crisis.

Como introducción a su intervención, Zingales hizo referencia al lema de la XXV Reunión del Círculo de Economía, 'Hablemos de recuperación', y se preguntó cómo habla de recuperación un país que tiene un 17% de paro. Añadió que debía ser el pesimista del grupo de ponentes.