Coca-Cola pide a la distribución que evite que la guerra de precios repercuta en el empleo del sector

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente de Coca-Cola España, Marcos de Quinto, advirtió hoy de la posibilidad de que la 'guerra de precios' abierta entre los grupos de distribución, en lugar de ayudar a los consumidores con una rebaja de la cesta de la compra, tenga un efecto contrario y genere desempleo si fuerza a pequeñas industrias a cerrar.

"Espero que en esa competencia de precios, por el camino ninguno de ellos se vea obligado a cerrar, porque generaría desempleo, ni tampoco que por la vía de presionar a los fabricantes haga que algunos menos fuertes también se vean obligados a cerrar", señaló De Quinto en declaraciones a Europa Press.

En su opinión, la sociedad no demanda que se reduzca el precio de la cesta de la compra, porque con una tasa de inflación negativa en términos interanuales (-0,1% en marzo) "se puede seguir comprando lo mismo", sino que "el problema es quedarse sin trabajo".

En este sentido, incidió en que la industria alimentaria necesita "poder seguir vendiendo sus productos y acceder a los consumidores finales a través de los distribuidores".

"Sería bueno que los distribuidores en vez de reducir el rango de productos que ofrecen se abrieran para que todas las pequeñas industrias pudieran llegar al consumidor final y no tener que cerrar y mandar a la gente al desempleo", recalcó el directivo tras ser preguntado por el avance de las marcas blancas.

EVOLUCIÓN DEL CONSUMO DEL GRUPO

En cuanto al impacto del frenazo del consumo en Coca-Cola España, De Quinto aseguró que las bebidas carbonatadas del grupo están ganando cuota de mercado en un momento en el que la demanda del sector esta cayendo, especialmente en el canal de hostelería, con lo que el descenso de sus marcas es inferior a la de sus competidores.

En este contexto, la compañía está adaptando su estrategia y política comercial "a los nuevos tiempos", con productos "más acordes con estas circunstancias", como el lanzamiento de la gaseosa Schuss, que "en toda la historia de más de 50 años que lleva Coca-Cola en España nunca se había planteado".

"La idea es adaptarnos, como todo el mundo, porque lo importante es seguir con la actividad productiva y dando empleo", agregó el presidente de la división española de Coca-Cola, quien volvió a afirmar que la compañía está dispuesta a crecer mediante adquisiciones en el sector de bebidas. "Antes de que desaparezca una empresa en España, estamos abiertos a hacernos cargo si esto es posible", apuntó.