Beteta dice que el Plan del Gobierno para la automoción es "muy limitado" e insiste en la rebaja de impuestos

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, afirmó hoy que el plan estatal de ayudas al automóvil promovido por el Gobierno central es de "eficacia muy limitada" ya que no todos los vehículos se verán beneficiados con la ayuda, "sino sólo los que emitan una determinada cantidad de dióxido de carbono , que no superen los 30.000 euros y que sustituyan a coches de más de 10 años".

Tras reiterar que la Comunidad de Madrid no se sumará al Plan estatal y mantendrá su bonificación de un 20 por ciento en el Impuesto de Matriculación, consideró que esta rebaja de impuestos beneficia "a un mayor número de automovilistas". Además, indicó que este Plan tan sólo beneficiará a 200.000 vehículos, que son los que se vendieron el pasado año en tan sólo dos meses.

En este sentido, Beteta apuntó que la bonificación en el Impuesto de Matriculación se aplicará con carácter retroactivo desde el 30 de abril, por lo que todos los que se hayan comprado un coche en Madrid desde entonces recibirán en su domicilio un talón del Gobierno de la Comunidad de Madrid por esa cantidad.

El responsable regional de Economía señaló que el Gobierno regional "prefiere la vía de las desgravaciones fiscales porque considera muy peligroso entrar en el camino de las ayudas directas a sectores en crisis, ya que el de la automoción no es el único que está pasando por una difícil situación debido a la crisis económica".

Asimismo, insistió en que la medida adoptada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid será complementaria a la ayuda del Gobierno y el objetivo es fomentar la demanda y ayudar al sector del automóvil.

Beteta reiteró su queja de que no se haya consultado a las autonomías, que según el Ejecutivo central "deben hacerse cargo de la cuarta parte de esa cuantía", y avisó de que hay más sectores en crisis que también podrían reclamar ese tipo de medidas.

"A los madrileños no nos ha reconocido todavía, por ejemplo, el 1.300.000 ciudadanos a los que tenemos que prestar sanidad, educación, vivienda y resulta que ahora tenemos que pagar 500 euros porque lo dice Zapatero", apuntó Beteta, quien agregó: "Nosotros no hemos sido invitados a diseñar el plan, que atenta contra el sistema de financiación autonómico porque el coste de la subvención se paga este año pero la recuperación del IVA se cobrará dentro de dos, lo que supone déficit para las comunidades autónomas".