(Ampliación)Eroski entra en 'números rojos' por primera vez al registrar unas pérdidas de 97 millones en 2008

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El grupo Eroski cerró el ejercicio 2008 con unas pérdidas consolidadas de 97 millones de euros, frente a unas ganancias de 201,8 millones registradas en el ejercicio anterior, lo que supone los primeros 'números rojos' en la historia del grupo de distribución, informó hoy la compañía.

Fuentes del grupo precisaron a Europa Press que este resultado de 97 millones está adaptado a las normas internacionales de contabilidad, que impiden recoger en el balance consolidado la operación de 'sale and leaseback' por importe de 361 millones de euros por la que traspasó 12 hipermercados a una 'joint venture' creada con la inmobiliaria Topland.

A pesar de ello, la matriz del grupo, Eroski Cooperativa, registró un beneficio de 208 millones de euros, adaptado a las normas nacionales contables.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo, que alcanzó los 370 millones, un 7% menos, y el beneficio logrado por la matriz se vieron "perjudicados" por gastos extraordinarios no recurrentes y por efectos contables ajenos a la actividad propiamente comercial, lo que provocó que cerrara sus cuentas consolidadas con un resultado negativo de 97 millones.

Entre estos gastos extraordinarios no recurrentes se contabilizan los derivados de los fuertes costes de integración de la red de Caprabo en su estructura.

A ello, según explicó la compañía, hay que añadir el gran número de aperturas que tuvo lugar durante el pasado año, particularmente grandes centros, con un elevado consumo de recursos económicos y financieros.

Asimismo, Eroski preveía cerrar la venta de cinco centros comerciales, que todavía no ha culminado, dentro de su programa de desinversión en activos inmobiliarios, a causa del retraimiento del mercado inmobiliario, privándose en este ejercicio de los ingresos y beneficios que estimaba obtener por esas ventas.

En este sentido, destacó que dichos ingresos y beneficios siguen latentes, por lo que confió en acometerlos en el futuro, conforme vaya sucediendo la reanimación el mercado inmobiliario ya que los locales de esos centros comerciales tienen unos altos niveles de comercialización.

El objetivo de este proceso de desinversión en activos inmobiliarios es aligerar su nivel de endeudamiento. Concretamente, al cierre de su ejercicio fiscal el pasado 31 de enero, Eroski presentaba deudas a corto plazo con entidades de crédito por valor de 2.147,8 millones de euros.

164 APERTURAS Y MAS DE 2.200 NUEVOS EMPLEOS.

Las ventas del grupo ascendieron a 9.013 millones de euros durante el ejercicio 2008, cerrado el 31 de enero de 2009 y con la plena integración de Caprabo, lo que supone un incremento del 20% respecto al año anterior. Además, Eroski abrió 164 nuevos establecimientos y generó más de 2.200 nuevos puestos de trabajo.

El grupo calificó estos resultados de "positivos", dadas las difíciles condiciones del mercado de los últimos meses del ejercicio, ya que, en su opinión, demuestran la "naturaleza resistente" del negocio de distribución alimentaria al ciclo económico.

Durante 2009, Eroski seguirá formulando propuestas comerciales "atractivas" para ahorrar y que permitan transferir poder adquisitivo a sus clientes en el actual escenario económico, caracterizado por un retraimiento del consumo.

"La marca propia Eroski seguirá siendo la mejor palanca del ahorro, pero sin reducir las opciones de elección de los clientes, que también tendrán a su disposición otras marcas en las que confían", subrayó.

EN 2009, MENOS INVERSIONES.

Además, el grupo explicó que 2009 será un ejercicio con menor inversión y con una extensión de la red más moderada que en años precedentes, caracterizados por un número de aperturas muy elevado.

Así, centrará sus esfuerzos en consolidar su actual red, que sólo en los últimos 3 años se ha incrementado en más de 400 tiendas, sin incluir Caprabo. Para ello, según señaló, cobrarán especial relevancia todas las iniciativas para optimizar los procesos de trabajo, la reducción de costes operativos de la gestión, la colaboración con los proveedores buscando el beneficio mutuo y la racionalización de su red.