Carrefour estudia comprar una de las grandes cadenas rusas de supermercados

  • Moscú, 24 feb (EFE).- El grupo francés de distribución Carrefour está interesado en hacerse con la cadena rusa de supermercados Sedmoy Kontinent (Séptimo Continente), informó hoy el diario de negocios "Védomosti".

Carrefour estudia comprar una de las grandes cadenas rusas de supermercados

Carrefour estudia comprar una de las grandes cadenas rusas de supermercados

Moscú, 24 feb (EFE).- El grupo francés de distribución Carrefour está interesado en hacerse con la cadena rusa de supermercados Sedmoy Kontinent (Séptimo Continente), informó hoy el diario de negocios "Védomosti".

El segundo mayor distribuidor del mundo propuso al empresario ruso Alexandr Zanadvorov que le venda el 74,8 por ciento de acciones que tiene en Sedmoy Kontinent, informaron al diario fuentes de la directiva de la cadena rusa.

También confirmó esta información un financiero relacionado con el Deutsche Bank, que tiene estos títulos como fianza de un crédito de 560 millones de dólares concedido en otoño pasado a Zanadvorov, que en noviembre puso en venta sus acciones para saldar la deuda.

Según el citado financiero, el grupo francés, que ha hecho "una propuesta muy interesante", hará la oferta definitiva dentro de tres o cuatro semanas, y mientras tanto lleva a cabo negociaciones con los accionistas minoritarios para adquirir sus títulos.

Dado que Carrefour está dispuesto a pagar por el 74,8 por ciento de títulos al menos 560 millones de dólares, el grupo valora la cadena en unos 1.200 millones, incluidas sus deudas (unos 450 millones de dólares para finales de 2008), según "Védomosti".

Según analistas de mercado, Sedmoy Kontinent frenó sus planes de crecimiento hace dos años, pues en 2007 abrió cuatro nuevas tiendas en vez de las veinte planeadas y el año pasado doce en vez de veinticinco.

Sus beneficios netos de enero a septiembre de 2008 sumaron 51,3 millones de dólares, frente a 68,2 millones en el mismo período de 2007.

Para trabajar en Rusia, Carrefour creó en 2007 una filial rusa con el propósito declarado de trabajar activamente en este país, sin descartar absorciones, y este año abrirá sus primeros hipermercados en Moscú y Krasnodar, en el sur del país.