Consumidores recomiendan comprar o alquilar disfraces que reúnan los requisitos de seguridad e incluyan el marcado CE

MURCIA, 10 (EUROPA PRESS) La Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios 'Consumur', integrada en la Federación FACUA-Consumidores en Acción, recomendó hoy comprar o alquilar disfraces que reúnan los requisitos de seguridad e incluyan el marcado CE, ante la inminente celebración del Carnaval. Precisamente, Consumur ha elaborado un decálogo de recomendaciones para asesorar a los ciudadanos que vayan a adquirir los disfraces y accesorios, en el que se informa de los requisitos de seguridad que han de cumplir estos productos y sus destinatarios, así como la vía para la tramitación de posibles reclamaciones. Y es que, durante el pasado año, un total de 28 máscaras, pelucas y disfraces fueron incluidos en la red de alerta de productos no alimenticios inseguros, según un comunicado de esta asociación. Estos artículos fueron detectados por las autoridades en Andalucía (18 productos), Castilla y León (2), Cataluña (2), Comunidad de Madrid (3) y Galicia (3). En concreto, se trataba de productos que no cumplían los requisitos legales en cuanto a inflamabilidad y ventilación, implicando riesgos de quemaduras y asfixia. Así, las pelucas y algunas máscaras prendían con facilidad, los orificios de éstas eran demasiado pequeños y dos disfraces infantiles incluían lazos o cordones para enrollarlos alrededor del cuello, lo cual está prohibido. Algunos de estos artículos incluían luces para introducir en la boca cuyas pilas podían salirse fácilmente y derramar sus productos químicos. Asimismo, Consumur recordó que los disfraces para niños "se consideran un juguete, por lo que han de cumplir con los requisitos de seguridad y las normas específicas que se apliquen en función del juguete, cumplimiento de las propiedades mecánicas y físicas, de superficie de ventilación o de inflamabilidad". También deberán incluir el marcado CE, que significa que ese producto cumple con las exigencias esenciales de seguridad previstas en las normas comunitarias, el nombre y la marca del producto, la razón social, la dirección del fabricante e importador, así como las instrucciones y advertencias de uso. Si se compra alguna máscara, Consumur aconseja comprobar que cuenta con suficientes orificios de ventilación y que sean adecuados para la edad de la persona que vaya a usarla y, en el caso de los cosméticos, se debe leer bien el etiquetado, en el que deberá constar, como mínimo, el nombre del producto, el fabricante e importador, incluida su dirección, la fecha mínima de caducidad, el número de lote y sus componentes. Respecto a los disfraces, además de leer el etiquetado de los mismos y comprobar que cumplen las normas de seguridad, Consumur recomienda comprar aquellos que incluyan en el etiquetado las indicaciones de conservación, para seguir las instrucciones de lavado y mantenimiento correctas. Finalmente, y aunque no hay que olvidar conservar el recibo para posibles reclamaciones, Consumur indica que, antes de hacer efectiva la compra, hay que informarse sobre la devolución del producto, ya que "el establecimiento no tiene la obligación de cambiar un producto que esté en perfecto estado, a menos que así lo haya anunciado".