EEUU vuelve a la mesa negociación de Doha con espíritu constructivo y sin prisas

  • Ginebra, 13 may (EFE).- Estados Unidos ha vuelto a la mesa de negociaciones de la Ronda de Doha con espíritu constructivo, cargado de buenas intenciones, y sin prisas por concluir un proceso que dura ya ocho años, pero las primeras propuestas puestas sobre la mesa han sido acogidas con frialdad.

EEUU vuelve a la mesa negociación de Doha con espíritu constructivo y sin prisas

EEUU vuelve a la mesa negociación de Doha con espíritu constructivo y sin prisas

Ginebra, 13 may (EFE).- Estados Unidos ha vuelto a la mesa de negociaciones de la Ronda de Doha con espíritu constructivo, cargado de buenas intenciones, y sin prisas por concluir un proceso que dura ya ocho años, pero las primeras propuestas puestas sobre la mesa han sido acogidas con frialdad.

El nuevo representante de Comercio de Estados Unidos, Ron Kirk, llegó por primera vez a la sede de la Organización Mundial del Comercio (OMC) este lunes con el objetivo de presentarse, y conocer la institución y sus miembros.

Vino "a escuchar", y durante tres días mantuvo una intensa agenda de reuniones con los principales grupos negociadores de la Ronda de Doha, el proceso de liberación comercial que se discute desde el 2001.

"He mantenido conversaciones francas y útiles con mis colegas y me ha sorprendido satisfactoriamente el sentido de compromiso de todos ellos", dijo hoy Kirk en la rueda de prensa de evaluación de su visita.

Asimismo, destacó que la mayoría de los diplomáticos con los que se entrevistó "celebraron el cambio de tono y estilo de la nueva administración estadounidense".

Acto seguido, Kirk dejó claro "el compromiso del presidente (Barack) Obama y de mi mismo con concluir con éxito la Ronda de Doha".

El representante estadounidense señaló que su país es consciente que la de Doha es la ronda del desarrollo, pero dejó claro que los 153 miembros de la OMC deben obtener beneficios de la misma.

"Tiene que ser un acuerdo ganancia, ganancia, ganancia".

Kirk señaló que el hecho de que haya cambiado el gobierno estadounidense no implica que Washington espere revisar el mandato de Doha, no obstante, sí que se mostró dispuesto a "abrir todas las posibilidades de negociación.

"Nosotros no estamos atados a ningún sistema", especificó.

"Algo tiene que suceder para que podamos lograr el éxito. Y si debemos cambiar el vehículo para lograrlo, deberíamos hacerlo. Tenemos que dejar de pensar en el vehículo y pensar más en el contenido y en qué podemos hacer para conseguir concluir con éxito", agregó.

Con esa referencia velada, Kirk se refirió a la sugerencia que ha hecho estos días al resto de países: poder negociar de forma paralela las llamadas modalidades -que establecen la reducción de tarifas en productos agrícolas e industriales y el corte de subsidios- documento que ha sido discutido durante los últimos años, y al mismo tiempo entablar procesos bilaterales.

Con esta fórmula, Washington cree que podrá desbloquear en negociaciones bis a bis aspectos que no han sido resueltos multilateralmente, y al mismo tiempo saber con más precisión las concesiones que el resto de países harán.

La propuesta ha sido apoyada por Canadá, pero ha sido recibida con sorpresa y frialdad por la mayoría de las delegaciones, en especial los emergentes -sobre todo China, India, Brasil y Sudáfrica- que saben que EEUU quiere que ellos hagan más concesiones.

De hecho, Kirk les solicitó hoy a estos países que hagan más esfuerzos, con el argumento de ayudar a los países menos desarrollados.

"Los países más pobres necesitan acceso de mercado, en la mayoría de las naciones desarrolladas lo tienen, ahora su oportunidad está en lograrlo en los países que nosotros llamamos en desarrollo avanzado. Sería importante que países como India, Brasil, Sudáfrica, vean como pueden ayudar".

Consultado sobre las concesiones que Estados Unidos está dispuesto a hacer y específicamente sobre si piensa reducir drásticamente sus subsidios al algodón, como demandan los países africanos que lo producen, Kirk aseguró que ese tema debe incluirse en el marco general de las negociaciones.

Lo que hoy quedó claro es que el proceso de reinicio de negociaciones va a ser largo.

"No hemos establecido una agenda, creo que la substancia nos definirá posteriormente la agenda", aseguró.

Por lo que parece cada vez más plausible que, como pronto, las negociaciones globales comiencen en el otoño boreal, y que pudiera haber alguna concreción durante la prevista conferencia ministerial en el cuarto semestre del año.