El Gobierno de Nicaragua niega que sus funcionarios importen carne de cerdo de EE.UU.

  • Managua, 9 may (EFE).- El Gobierno de Nicaragua negó hoy que funcionarios de esta administración estén detrás de importaciones de carne de cerdo procedente de Estados Unidos, como lo han afirmado dirigentes del gremio de porcinocultores de este país.

Managua, 9 may (EFE).- El Gobierno de Nicaragua negó hoy que funcionarios de esta administración estén detrás de importaciones de carne de cerdo procedente de Estados Unidos, como lo han afirmado dirigentes del gremio de porcinocultores de este país.

El ministro nicaragüense de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano, afirmó, según publica hoy la prensa local, que las importaciones se están haciendo en el marco del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y los Estados Unidos (CAFTA, por su sigla en inglés).

El alto cargo dijo que son nueve las empresas que están realizando estas importaciones desde marzo pasado, entre otras, Price Smart, Delicarne y Delmor, así como personas particulares que nada tienen que ver con el Gobierno de Daniel Ortega.

Solórzano sostuvo que las importaciones son actividades legales comprendidas en el contingente arancelario y acordadas en el CAFTA.

"Dentro del convenio comercial hay un tratamiento especial para la carne de cerdo, que dice que para este año hay una cuota con cero por ciento de impuesto, que es de 1.400 toneladas métricas, que irán creciendo sucesivamente cada año 100 toneladas hasta llegar a 2020", explicó el ministro.

El presidente de la Asociación Nacional de Porcinocultores, Milton Arcia, señaló el pasado día 6 a la prensa local que las importaciones de carne de cerno amenazan con llevar a la quiebra a unas 1.400 granjas porcinas nicaragüenses.

Cada una de estas granjas da empleos a entre 40 y 50 personas, afirmó, y señaló que sus dueños han registrado fuertes pérdidas en las últimas semanas a causa de las bajadas en sus ventas por las importaciones de carne de cerdo procedentes de Estados Unidos.

Arcia dijo que estas importaciones supuestamente las está haciendo un alto funcionario gubernamental pero no reveló ningún nombre, aunque advirtió de que en su momento lo haría público.

El dirigente gremial señaló que el consumo de la carne de cerdo está experimentando una bajada considerable como impacto de la amenaza de la gripe A.

Según el ministro Solórzano, para darle una solución positiva a los problemas que afronta el sector de los porcinocultores es necesario que dialoguen las autoridades de los ministerios de Fomento, Industria y Comercio, y Agropecuario y Forestal, los dueños de granjas de cerdos y embutidoras.

"Existe una solución, pero debemos trabajar juntos para encontrarla", enfatizó el ministro Solórzano.